La renuncia a las filas del PRI y su incorporación al PAN de los diputados locales Regina Vázquez Saut y Basilio Picazzo Pérez, son trabajos que le hicieron al gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares, los diputados federales priistas Erick Lagos Hernández y Jorge Carvallo Delfín, para congraciarse con el titular del ejecutivo y continuar en la impunidad por los delitos que cometieron durante el duartismo, además de los bienes y el dinero en efectivo que le habrían entregado. Estas acciones de abierta traición a su partido a cambio de no ser enjuiciados, fue detectada desde antes del proceso electoral municipal anterior y pese a ello el CDE del PRI no hizo nada. Las acciones de ambos fidelduartistas se notaron a la hora de comprar votos para los candidatos de la alianza PAN-PRD y de orientar a los seguidores de ambos personajes hacia el panismo. Ahora los alfiles de Lagos, la diputada Regina Vázquez y de Carvallo, el diputado Basilio Picazzo, obedeciendo instrucciones de sus managers, se fueron al PAN para que éste mantuviera el control de la Junta de Coordinación Política (JUCOPO). El pronto arribo de un nuevo delegado del CEN del PRI a Veracruz será el inicio de una cacería en contra de estos corruptos traidores quienes se han entregado a los caprichos del gobierno panista…Habrá petición de expulsión de las filas del PRI en su contra.