Poza Rica, Ver.- El hallazgo de más restos humanos en fosas clandestinas de diferentes puntos de la entidad veracruzana mantiene las instalaciones de la Dirección de Servicios Periciales del Estado saturadas.

Existen cuerpos almacenados que tienen años sin que se hayan practicado pruebas de ADN, indicó Rosalía Castro Toss, integrante del colectivo de búsqueda “Solecito” que formó parte de un grupo que acudió al Cereso Poza Rica en búsqueda de familiares desaparecidos.

Señaló que tan solo en Colinas de Santa Fe en donde recientemente se cumplió un año de realizar hallazgos de restos humanos, se han localizado 137 fosas, algunas con múltiples restos, y se han encontrado 277 cráneos.

Subrayó que ya no cuentan con autorización para extender la recuperación de restos debido a que no hay espacios disponible en Servicios Periciales del Estado para almacenarlos, lo cual es preocupante.

“Ya no hay en donde poner restos en periciales en Xalapa, ustedes van y ven un contenedor ahí improvisado con una temperatura que según ellos es correcta y ahí están los restos, otros en el suelo, otros en casas de campaña, es un desorden monumental, no se ha autorizado otro lugar mientras no se termine con Colinas”, expresó.

Mencionó que en la entidad veracruzana actualmente son alrededor de 16 colectivos de familiares de personas desparecidas que respaldan la propuesta de creación de panteones ministeriales a través de la donación de predios que se busca realicen más de 200 municipios veracruzanos, además de la construcción de más Semefos.

Los integrantes del colectivo “Solecito” señalaron que incluso existen restos a los que no se les ha practicado ninguna muestra de ADN y tiene años almacenados, por lo que poder identificarles ha sido imposible, mientras se cuenta con el apoyo de la policía cibernética federal que ha realizado pruebas masivas a través de las cuales ya se han arrojado ocho casos coincidentes.

En tanto las investigaciones para localizar a sus familiares no muestran ningún avance, pues la Fiscalía General del Estado (FGE) carece de personal especializado, por lo que son ellas mismas: madres, esposas, hijas, hermanas las que costean trabajos de investigación.

En grupos como el que visitó Poza Rica realizan recorridos en Ceresos de la entidad para verificar que no estén recluidos o recluidas las personas que buscan, siendo actualmente 150 los integrantes de “Solecito”.

Cuentan con casos de personas desaparecidas desde el año 2008 y otras de apenas 15 días, de diferentes edades y con rastros de desaparición en municipios veracruzanos, por lo que con recorridos y diálogos que sostienen con internos de ceresos esperan obtener también datos que puedan servir para avanzar en sus investigaciones.

 

Misael Olmedo