Ricardo Monreal tomó postura ante la designación de Claudia Sheinbaum como candidata de Morena a la Jefatura de Gobierno de la capital; señaló que “éste capítulo todavía no se cierra” y reafirmó que hará “lo que la gente decida y quiera”.

Después de que el partido que lidera López Obrador hiciera oficial que Sheinbaum ganó la encuesta que se aplicó el fin de semana, el delegado en la Cuauhtémoc emitió dos videos en redes sociales. En ellos reveló su actitud ante el resultado desfavorecedor.

No fue la posición que mostró el jueves al llegar a la reunión con la Comisión de Elecciones y la Comisión Política, ambas de Morena, cuando el zacatecano parecía molesto y desencajado. Ese día, al ser cuestionado sobre quién era el ganador, expresó: “la vida no es fácil. La mía ha estado llena de adversidades”. Aseguró que no se iba de Morena.

No obstante, ayer en uno de los videos, en el que estaba acompañado por su esposa, dejó entrever que continuará con su proyecto pues “una ciudad tan extraordinaria como la nuestra no merece un puerto incierto”.

Dijo que el capítulo todavía no está cerrado; “aún falta escribir parte de la historia de la ciudad, desde donde estemos, en el lugar que nos sitúen y nos depare el destino y el futuro próximo… Quiero tomar decisiones con la cabeza fría, puede estar el corazón caliente. Yo soy de los antiguos, de los que otorga su palabra y la cumple, salvo que no haya remedio”.

A las 11:00 horas de ayer, el presidente de Morena en la capital, Martí Batres, la delegada de Tlalpan, Claudia Sheinbaum y el senador Mario delgado, se reunieron con Clara Brugada y Alfonso Ramírez Cuellar para celebrar el triunfo de la exsecretaria de Medio Ambiente. El delegado de Cuauhtémoc fue el gran ausente.

Hora y media después de la celebración de Sheinbaum, Ricardo Monreal publicó otro video.

En éste fue más certero, pues aseveró que se debe mantener la congruencia y la lealtad; aclaró que éstas deben ir acompañadas de dignidad ya que “ésa, al final, no tiene precio”.

Y reiteró: “Será la gente la que decidirá. Así es como debemos actuar siempre, sin renunciar a nuestros principios ni a nuestros valores. Será lo que la gente quiera. Nos encontramos en este momento reflexionando y revisando qué sigue, qué vamos hacer”.

Manifestó su preocupación en cuanto a la crisis que, de acuerdo con él, está pasando México; aseguró que se está perdiendo la capital del país debido a la descomposición social, la violencia, la corrupción, el deshonor, la infamia y la desigualdad.

“Ésta es una de las peores crisis que yo haya visto. Con contradicciones y desconfianzas; con decadencias y desesperanzas; con frustraciones y zozobra por el futuro inmediato”.

El zacatecano aseguró que continuará trabajando por la capital del país y sostuvo que lo único que le queda es su familia y los verdaderos amigos, ya que algunos terminarán por irse con el poder efímero y circunstancial.

Con información de Crónica