El fiscal general interino de Venezuela, Tarek William Saab, dijo hoy que investiga una presunta red de extorsión que actuaba desde el Ministerio Público, durante la gestión de la fiscal general destituida Luisa Ortega Díaz.
Al respecto, dijo que investiga a dos exfiscales, a una asistente de la fiscal y al diputado disidente del oficialismo Germán Ferrer, esposo de Ortega.
Saab informó que pidió al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) que inicie un proceso contra Ferrer, que luego deberá ser debatido en la Asamblea Nacional (Congreso), de mayoría opositora, para despojarlo de su inmunidad.
Poco antes, el oficialismo denunció a Ferrer como líder de la supuesta red de extorsión desde el Ministerio Público.
Saab dijo que designó a dos fiscales para investigar unas presuntas cuentas bancarias millonarias de Ferrer, supuestamente abiertas en la isla Bahamas.
Hizo el anuncio luego que el dirigente oficialista y miembro de la Asamblea Constituyente, Diosdado Cabello, acudiera a la Fiscalía para denunciar a Ferrer como el cabecilla de la presunta red de extorsión.
El fiscal dijo que recibió pruebas «originales» sobre las cuentas en dólares, las cuales serían objeto de cargos de corrupción, extorsión y asociación para delinquir.
«Aquí reinó la impunidad porque esta institución, bajo su antigua gestión, así lo permitió», afirmó el fiscal.
Agregó que uno de los supuestos operadores de la red es colombiano, por lo que espera cooperación de parte de las autoridades de Colombia.
El fiscal dijo que una mujer supuestamente asistente de la exfiscal Ortega también está involucrada en el caso.
Poco antes, Cabello presentó a la Fiscalía supuestas pruebas contra Ferrer, a quien acusó de ser líder de una red de corrupción que funcionó durante la gestión de Ortega, quien fue destituida por orden de la Asamblea Constituyente, instalada como órgano plenipotenciario luego de las elecciones del 30 de julio.
Denunció que en la presunta red estarían vinculados fiscales y diputados de la Asamblea Nacional.
«Estamos solicitando la privativa de libertad y que se allane la inmunidad parlamentaria a todos los diputados que estén involucrados en esta situación. Había fiscales de Ministerio Público que extorsionaban a muchas personas», agregó.
Indicó que documentos que obtuvo se los entregaron empresarios que fueron extorsionados por fiscales. Señaló que las operaciones de la presunta red no hubieran podido ocurrir sin la «anuencia» de la exfiscal Ortega.
«Descubrimos más de seis millones de dólares en cuentas abiertas por unos fiscales del Ministerio Público, principalmente por el señor Germán Ferrer y por una persona que presumimos era asistente de la exfiscal Luisa Ortega. Hay fiscales que extorsionaban a empresarios detenidos», señaló.
Asimismo, dijo tener grabaciones que serán hechas públicas.
Ferrer se distanció del chavismo y junto a otros dos diputados creó una bancada socialista.

Con información de Radio Fórmula