AT&T, Altán, Telefónica, Izzi y otras 17 empresas de telecomunicaciones acusaron este jueves a América Móvil, propiedad del magnate Carlos Slim, de querer «revertir la reforma constitucional de telecomunicaciones» con sus intentos de eliminar la tarifa cero de interconexión en el país.

«Telmex y Telcel (propiedad de América Móvil), acostumbrados a obtener ganancias extraordinarias, no se quieren adaptar a la presión competitiva de los demás operadores y buscan echar abajo la reforma», indicaron las compañías en un desplegado publicado este jueves en periódicos de difusión nacional.

Esta es la más reciente escalada de tensiones entre América Móvil y sus competidores por el tema de la tarifa de interconexión cero, que permite que los competidores de América Móvil —como Telefónica y AT&T— no paguen a las empresas de Carlos Slim (Telcel y Telmex) por las llamadas que terminan en sus redes. En cambio, el grupo de Slim sí debe pagar por la interconexión, que es cuando las llamadas de sus clientes terminan en las redes de sus competidores.

Este mes, la SCJN revisará el artículo 131 de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión, que abarca la llamada interconexión cero, para determinar si es constitucional, porque fijar tarifas es una atribución del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), mientras que la tarifa cero fue establecida por el Congreso.

Tanto el Poder Legislativo como el IFT estuvieron de acuerdo en que América Móvil tuviera una regulación asimétrica (medidas que se aplican sólo a este grupo) mientras conserve más del 50% del mercado.

Se prevé que la SCJN discuta la petición de América Móvil en este mes.

A finales de junio, la SCJN falló en favor de una unidad de América Móvil contra Pegaso PCS y Grupo de Telecomunicaciones Mexicanas, ambas de Telefónica, en un caso que involucra tarifas cobradas por interconectar llamadas entre sus redes en 2015.

Con información de Expansión