A través de la Fiscalía General del Estado, el gobierno de Veracruz investiga los casos de extorsiones a empresarios veracruzanos, así como de empresas establecidas en la entidad.

Luego de que el pasado viernes, la empresa Mota Engyl, encargada de la construcción de la carretera Tuxpan-Tampico sufriera un atentado tras lanzarse al estacionamiento de sus instalaciones un artefacto explosivo, el gobernador Miguel Ángel Yunes, declaró que se trató de un intento de extorsión.

“El día de ayer hable con los titulares, con los directivos de la empresa Mota Engyl, es un tema vinculado a un intento de extorsión, hago un llamado a todas las personas, a todos los empresarios a que no permitan que los extorsionen. Si tratan de extorsionarlos, denuncien que la autoridad va a actuar”.

En entrevista, después de efectuar un recorrido para supervisar la obra de construcción del libramiento “Adolfo López Mateos”, en esta ciudad; el mandatario señaló que los casos de intento de extorsión sobre empresarios están siendo atendidos pero reiteró que si alguien está siendo víctima de este delito, es porque no ha hecho la denuncia correspondiente.

Ana Alicia Osorio/AVC Noticias