Ángela Jacques es geógrafa de profesión, desde hace dos años se involucró en lo que considera el deporte del futuro, las carreras de drones, y de esta forma ha viajado a diferentes entidades de México, así como a otros países para participar en competencias.

Ser mujer no ha sido impedimento para convertirse en piloto, de las mejores, y sentir la adrenalina cada vez que toma un dron y lo empieza a volar, como si ella los manejara desde las alturas.

Hoy se encuentra en Campus Party compitiendo y asesorando a los jóvenes que quieren adentrarse en esta actividad, que cada vez reúne a más pilotos en todo el mundo.

El coordinador de la zona de drones de Campus Party, Edwin Gómez, dijo que los drones de carrera han incrementado su uso en los últimos años y «aunque pueda parecer que es algo meramente recreativo, ya se está convirtiendo en un deporte de nueva era».

Este deporte no discrimina ni edad ni género, apuntó, ya que cualquier persona que sea apasionada de la tecnología puede agarrar un dron, lo puede volar, divertirse y además crear videos maravillosos.

“Los que están aquí tienen el objetivo de ser deportistas, estar concursando e ir viajando por el país o el mundo, buscando competir contra otros, mejorar su habilidad y ganar premios”, señaló.

Sin embargo, comentó, los drones actualmente están tomando mucho vuelo en México y en el mundo, al no ser sólo una herramienta de recreación sino un instrumento que soluciona problemas de la vida cotidiana.

“Los usos más desarrollados industrialmente en el tema de los drones son, por ejemplo, topografía, cartografía, exploración, rescate, y hay otros usos que se van desarrollando conforme va avanzando la tecnología”, afirmó.

En la jaula de drones de Campus Party se vive un ambiente lleno tensión, diversión y convivencia. Es similar al que se presenta cuando un grupo de personas disfruta un partido de futbol, box, lucha libre, o cualquier otro deporte.

En esta competencia se han inscritos pilotos de México, Latinoamérica, incluso, de Estados Unidos, aquí no importa la nacionalidad sólo las ganas de ganar. Hay choques entre drones, algunos se estrellan, otros explotan, es parte de esta carrera que viven con gran pasión los jóvenes campuseros.

“Tenemos una actividad que se llama vuelo libre que es para las personas que ya cuentan con un dron, ellos pueden venir, hacer uso de la jaula y volarlo adentro para ir superando cada uno de los obstáculos que tenemos”, explicó Edwin Gómez.

Este sábado se darán a conocer los ganadores y el primer lugar se llevará 30 mil pesos, además la posibilidad de ser captado por algún interesado y pueda ir a competir a otro estado de la República Mexicana u otro país.

“Se califica a los mejores tiempos, hay un recorrido que los pilotos tienen que hacer pasando todos los obstáculos, si se brincan uno de ellos tienen que regresar a pasarlo, los que van haciendo menor tiempo son los que avanzan a la ronda siguiente y los otros quedan eliminados”, mencionó el coordinador de esta área.

Además de la carrera, los participantes del Campus Party 2017 pueden ingresar a la jaula y en la escuela de drones apender a volar este tipo de vehículos.

“Les prestamos drones que son de Campus Party y es gratuito, entonces ellos llegan, van pasando de tres en tres y un par de instructores les están enseñando a volarlos”, subrayó Edwin Gómez.

Con información de Notimex