En el pasado World Movile Congress, la empresa Nokia en conjunto con la marca rusa Caviar, especializada en el diseño de teléfonos, ha presentado una variante del conocido teléfono Nokia 3310 con los retratos de Vladímir Putin y Donald Trump.

La empresa ha lanzado el nuevo modelo en vísperas del esperado encuentro entre los presidentes de Rusia y Estados Unidos, que tendrá lugar el 7 de julio en Hamburgo (Alemania) durante la cumbre del G20.

Un representante de la empresa explicó que Caviar puso en marcha el producto con objetivo de conmemorar este suceso “histórico”, por lo que decidieron plasmarlo y mantener el hecho con este teléfono.

Esta nueva versión del Nokia 3310 tiene una carcasa de titanio decorada con patrones de acero de Damasco. Los perfiles de los dos mandatarios aparecen sobre un medallón dorado con un emblema debajo con la fecha de la cumbre. El precio del teléfono oscilará entro los 2.500 dólares.

Con información de: El Universal