Integrantes del Colectivo Voz Alterna, familiares de desaparecidos y el hermano próximo a ordenarse, José Velázquez, se manifestaron en las afueras de la PGR en la capital del estado para exigir el cese de los asesinatos a periodistas y personas de la entidad veracruzana.

El hermano José Velázquez, itinerante en el equipo de trabajo del Padre Solalinde, exclamó que el trabajo de los periodistas se ha vuelto peligroso ante un gobierno represor y dedicado a desaparecer y asesinar a personas que exhiben la realidad.

“Venimos a exigir a esta instancia de la PGR a que no sólo cree una fiscalía más, se diga que se va a llevar la investigación, sino que el gobierno pueda hacer su trabajo y proteger la vida de aquellos. Los periodistas son asesinados por el hecho de hacer su trabajo, su misión de decir la verdad a todos aquellos y cambiar las conciencias”.

Pasada las once de la mañana, los periodistas que integran el colectivo, el hermano en representación del Padre Solalinde y madres de desaparecidos, extendieron cartulinas en las afueras de la dependencia ubicada en la calle Adolfo Ruiz Cortines, poco antes de llegar al Centro de Alta Especialidad Doctor Rafael Lucio.

“Por eso su trabajo es tan peligroso, si libramos a las personas de este enajenamiento que tiene el gobierno, no le conviene, este periodista fue uno de aquellos encargados de hablar sin miedo del narcotráfico, de hablar sobre la realidad del país que a todos nos daña. Eso fue la causa de su muerte, por la verdad. Aquí expresamos la solidaridad del padre Alejandro, del Movimiento Misionero Itinerante y estamos con ustedes”, insistió el padre.

Los manifestantes también exigieron agilidad en la investigación relacionada con el asesinato de Rubén Espinosa Becerril, integrante del colectivo y lastimado hasta la muerte el 31 de julio en la Ciudad se México, donde buscó refugio después de ser perseguido en Veracruz.

Arantxa Arcos/AVC Noticias