Washington. El Departamento de Justicia de Estados Unidos retirará las subvenciones a las ciudades y estados del país que protejan a inmigrantes criminales y los ayuden a evitar las leyes federales de inmigración, dijo el lunes el fiscal general, Jeff Sessions.

«No deportar a extranjeros que fueron condenados por delitos pone en riesgo a todas las comunidades, especialmente a las comunidades inmigrantes de las ‘jurisdicciones refugio’ que buscan proteger a los delincuentes», dijo Sessions en una conferencia de prensa en la Casa Blanca.

El funcionario agregó que el Departamento de Justicia retendrá la entrega de fondos a las llamadas «ciudades refugio» y a otras localidades que no cumplan con la ley federal de inmigración.

Sessions indicó que el departamento espera entregar más de 4 mil 100 millones de dólares en subvenciones durante este año fiscal.

Con información de La Jornada