La mañana de este jueves, el Fiscal Regional de la zona centro Córdoba presentó de manera voluntaria su solicitud de separación del cargo ante el Fiscal General del Estado.

Con la finalidad de no entorpecer la investigación iniciada de manera oficiosa por la Fiscalía General del Estado en relación al procesamiento de perfiles genéticos tomados a integrantes de colectivos civiles y demás familiares de desaparecidos, entre otros, el Fiscal Regional Gilberto Aguirre Garza entregó de manera voluntaria y formal al Fiscal General, Jorge Winckler Ortiz, su solicitud de separación del cargo.

Aguirre Garza reconoció que durante su administración en la Dirección de Servicios Periciales no existieron actos de simulación de realización de pruebas genéticas a muestras de ADN y de las que no pudieron efectuarse, se cuenta con ellas para su oportuno análisis, una vez que se cuente con recursos, lo cual consta en embalajes que integran Cadenas de Custodia, registrados con el correspondiente número de control.

Al afirmar que toma esta decisión para evitar conflictos sociales y no ser un factor de división, dijo que “trabajamos con máxima restricción de recursos; empero, se hizo todo lo posible con la tecnología, factor humano y material que se encontró a nuestro alcance, por lo que considero plenamente que no me resultará responsabilidad alguna”.

Por su parte, la Visitaduría General iniciará una investigación interna y vista de documentación que valide la existencia de las muestras, a fin de deslindar responsabilidades.

AVC/Noticias