El gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares pretende asignar de manera directa, sin licitación alguna, un promedio de dos mil millones de pesos para la contratación de servicios de hemodiálisis, laboratorio clínico, material de curación y medicamentos, a empresas filiales a grupo Finamed, la misma, que fue beneficiada con un convenio de 11 mil millones de pesos en la administración estatal del ex Mandatario, Fidel Herrera Beltrán, señaló el empresario del Sector Salud, Alejandro Cossio.

Refirió que en el sexenio del exgobernador,  Fidel Herrera Beltrán, hubo una contratación de servicios de salud que “causó mucha polémica” porque se le otorgó un contrato de 11 mil millones, que ahora forma parte de la deuda de 30 mil millones de pesos que el gobierno del estado mantiene.

“Finamed es la empresa del escándalo de los 11 mil millones de pesos y que está en pleitos con el gobierno del estado, que es de la familia Cervantes,  y una empresa filial de ese grupo, es a la que le están dando el contrato de hemodiálisis, que es el primo José Manuel  Cervantes que es de más de 80 millones de pesos” refirió.

Ahora el gobierno de Miguel  Ángel Yunes Linares pretende otorgar a empresas filiales a Finamed diversos contratos por servicios de  Salud, sin licitación, y que son propiedad del empresario José Manuel Cervantes con oficinas en el estado de Puebla, señaló Cossio Hernández.

“Las licitaciones las han pretendido asignar a empresas de dudosa reputación, y lo más delicado, sin la capacidad técnica y económica para resolver la problemática y son empresas ligadas al gobierno de Fidel Herrera”, acusó.

A partir del 01 de marzo, la empresa de José Manuel Cervantes comenzó a dar los servicios de hemodiálisis a enfermos del riñón atendidos por la secretaría de Salud y Dirección de Servicios de Salud (Sesver).

Sin embargo, acotó Cossio Hernández está empresa de origen poblano, no cuenta con la capacidad económica, técnica y personal capacitado, para atender a enfermos de hemodiálisis, por lo que optó en enviar a los pacientes a la  “Clínica de Excelencia en Hemodiálisis Xalapa” anteriormente estaba frente al mercado La Rotonda, y que fue clausurada hace un año y medio, por la falta de higiene, debido a que cerca de ahí había pescaderías.

Otra empresa a la que el secretario de Salud de Veracruz Arturo Irán Suárez Villa pretende beneficiar con un contrato de un mil millones de pesos es a Laghsa SA de CV, al adquirir sus servicios  de laboratorio y banco de sangre.

“Si sumamos todos los contratos que va dando este gobierno,  son los dos mil millones de pesos que no se han licitado, que es medicamento, material de curación y todas son empresas contratadas de cuando estaba el gobernador hoy prófugo, Javier Duarte”, señaló.

Cossió Hernández refirió que la empresa RNA para la cual trabaja, tuvo un contrato por 18 meses con Sesver  a fin de brindar los servicios de hemodiálisis a más de 300 pacientes en hospitales de Coatzacoalcos, Tierra Blanca, Yanga, puerto de Veracruz, en  el Centro de Alta Especialidad (CAE) “Dr. Rafael Lucio”; Hospital Regional Xalapa, “Dr. Luis F. Nachón”;  Tierra Blanca, y Poza Rica.

Este contrató finalizó el 28 de febrero del 2016 y a partir del 01 de marzo, la empresa de Puebla de José Manuel Cervantes comenzó a dar los mismos servicios, a través de una licitación directa asignada por el secretario de Salud, Irán Suárez.

Ahora el gobierno de Yunes Linares se niega a pagar 50.6 millones de pesos a la empresa NRA por los servicios de hemodiálisis que ofreció en meses anteriores, dijo Cossio Hernández.

Los problemas con Sesver iniciaron “a partir de que yo denuncie estas irregularidades, el propio secretario de Salud llamó a los socios y directivos de la empresa, haciendo todo tipo de proposiciones,  ofreciendo pagar a cambio de que me desconozcan como su representante y por todos los medios han fastidiado a la empresa para que me callen”, señaló Cossio Hernández.

Al respecto la empresa RNA declaró que Cossio Hernández no es el dueño, sólo un asociado comercial más con un contrato de prestación de servicios y los representa en el estado de Veracruz desde el punto de vista empresarial

“Tengo los pelos de la burra en la mano y si soy capaz de denunciar esto, es porque primero no tengo cola que me pisen, segundo porque se encubre y es muy grave, más allá de lo que nos adeudan a nosotros, más allá de que el gobierno pretenda descalificarme por asuntos políticos que no tienen nada que ver, la realidad es que el gobierno del estado está encubriendo al secretario de Salud en asignar más de dos mil millones de pesos sin mediar licitación alguna”, finalizó.

 

 

 

 

 

Verónica Huerta