La Universidad Popular Autónoma  de  Veracruz (UPAV) tiene ingresos por arriba de los 15 millones de pesos cada cuatro meses, de los cuales se ocupan alrededor de siete millones de pesos en el pago de gratificaciones a los asesores y empleados administrativos, y los otros ocho millones de pesos se desconoce en que los ocupa el Patronato, señalaron los integrantes de la Asociación Académica y Docente de esta escuela superior.

En conferencia de prensa, el director de la licenciatura Ciencias Políticas de la Upav, Lenin Torres Antonio, y el asesor de clases, Víctor Uriel Islas Treviño, acusaron que la ausencia de liderazgo en la rectoría de la UPAV y la  improvisación en la designación de la Encargada de Despacho, Maribel Sánchez Lara, tiene como consecuencias el desconocimiento en el modelo educativo.

Señalaron que esta administración del gobernador Miguel Ángel Yunes Linares prometió a la UPAV “cambiar la opacidad” en el manejo de los recursos, y a tres meses de haber tomado protesta siguen igual.

Además la matrícula disminuyó de 50 mil a 30 mil alumnos por la falta de oferta educativa, planes de estudios y organización en la UPAV.

Cada uno de los 30 mil alumnos y alumnas pagan un promedio de dos mil pesos por cada cuatrimestre que cursan de estudios, recursos que es depositado a una cuenta bancaria, manejada por el Patronato de la UPAV.

Señalaron que entre otras irregularidades a causa de la falta de un rector en la UPAV, es qué hay 15 mil documentos por firmar, como constancias de estudios, certificados y títulos a igual número de estudiantes de todo el estado.

Estos documentos no se han firmado porque había un retraso burocrático por la anterior administración de la UPAV a cargo del ex rector, Andrés Blancas Portilla, y que fue cesado del cargo el 01 de diciembre del 2016 cuando llegó al cargo el gobernador Yunes Linares.

Y de ahí, la Encargada de Despacho, Maribel Sánchez por reglamento interno de la UPAV, al no ser rectora, está impedida para firmar en constancias, certificados y títulos.

Otra de las irregularidades de la actual administración estatal es que no se ha constituido la Junta de Gobierno de la UPAV, en la que deben estar integrados el gobernador del estado,  los secretarios de Educación de Veracruz, Enrique Pérez y la secretaria de Finanzas y Planeación (Sefiplan), Clementina Guerrero García, y el secretario de Salud, Irán Suarez Villa, así como otros tres académicos de este instituto de estudios.

«La Encargada no sabe por dónde va, hay otra vez opacidad en el manejo de los recursos, hay centralización del poder y una muestra es el cambio del logo, y hay retraso en el pago de salarios de los directores y de los asesores solidarios», señaló.

Por esta razón constituyeron la Asociación Académica y Docente de la UPAV, que funcionará como una alternativa para defender a los alumnos y asesores solidarios que conforman este instituto educativo.

 

 

 

 

 

 

 

 

Verónica Huerta