En esta parte final de la conversación, Jorge Gamboa habla de algunas de sus experiencias como músico.

Toquines y más toquines, toquines del carrizal

Mi vida musical en Xalapa, afortunadamente, ha sido muy llena de música, Xalapa es una ciudad fabulosa para prepararte, aprender y tocar, está llena de músicos que te pueden aportar bastante. Las primeras tocadas que tuve fueron gracias a Carlos Zambrano, cada vez que no podía tocar, me mandaba a mí, gracias a eso empecé a conocer a la gente y a tocar con varios músicos. A mediados de 2013, suplí a Carlos en una tocada de Los tres pies del gato, con Diego [Salas], Adolfo [Álvarez] y el Chane [Rodolfo Hernández]. Nos dejamos de ver y como seis meses después me volvió a llamar el Chane y empezamos a tocar más en forma en varios sitios.
Posterior a eso, empezamos a explorar la sonoridad del trío y como no sabíamos cómo llamarnos, le dijimos a Adolfo oye, ¿y si seguimos con el nombre de Jazz entre Tres?, y así se ha quedado.
Estuve como tres semestres en la big band de JazzUV, la dejé el semestre pasado porque ya tengo que enfocarme a los últimos semestres de JazzUV, que son los más complicados.
Últimamente, muchos músicos que me han invitado a tocar: Alonso [Blanco], Paquito [Francisco Cruz] y muchos más y toco en los «huesos» que van saliendo. También he tenido buenas oportunidades en la escuela, por ejemplo, el semestre pasado salió una convocatoria para ir al festival de Tónica, a Guadalajara, hubo una convocatoria interna, concursamos varios y entre esos me seleccionaron a mí. Fue una experiencia bonita tomar clases con maestros de otras partes del mundo que comparten sus experiencias, y conocer a bastantes músicos de diferentes partes del República.
Cuando vino Gabriel Hernández, también tuve la oportunidad de tocar con él con la JazzUV Band.
Una de las experiencias más bonitas que me ha tocado vivir aquí en Xalapa fue cuando las academias de JazzUV seleccionaron a determinados músicos, entre ellos a mí, y armaron una banda para acompañar a Miguel Zenón. Eso fue el año pasado, es una gran experiencia acompañar a un músico de ese nivel, no me lo creía.
Otra banda con la que he tocado desde hace tiempo, es el Quinteto de Marcelo Lara, tocamos las composiciones de él.
Hace dos semestres hicimos un ensamble en la escuela, éramos Aldo Rivera, Abraham Díaz, José Luis Quetzal, Agustín Yáñez, Enrique Hernández y yo. Rafa Alcalá era nuestro maestro de ensamble y como lo nombraron fedatario de la escuela, al ensamble le pusimos Defed. Grabamos un disco con canciones originales de todos nosotros, la idea es que fuera un proyecto de JazzUV, promocionarlo y andarlo tocando por ahí pero hasta la fecha no ha salido. Con ese ensamble tocamos en el Festival JazzUV del año antepasado. Seguimos tocando en algunas ocasiones pero Agustín ya se fue y cada quien está ocupado en sus proyectos personales, entonces ya no le seguimos.
He tenido bastante actividad acompañando diversos proyectos, grabé unos videos acompañando a Karina Govela, también he tocado bastante en los proyectos de titulación, esa también ha sido una experiencia muy nutritiva pues hay que sacar bastante música y ensayarla, es bonito, toqué con Edén [Soria], con Hiram [Griss], con Daniel Uresti, con José Arturo González, con muchos que han tenido la confianza de pedirme que los acompañe.

PRIMERA PARTE: Heart Of The Bass
SEGUNDA PARTE: Xalapa, tú eres mi shunca




CONTACTO EN FACEBOOK        CONTACTO EN G+        CONTACTO EN TWITTER

 

Te puede interesar:
Panamerican Strings | Amir Moreno / III

«En febrero del año pasado, jugando futbol me fracturé el quinto metacarpiano del dedo meñique de mano izquierda. Estuve tocando Read more

Jazz que sabe a mar o Jazz pasado por agua

PLEGARIA Señor, salva este momento. Nada tiene de pródigo o milagro como no sea una sospecha de inmortalidad, un aliento Read more