Veracruz, Ver.- El académico de la Facultad de Ciencias de la UNAM, Bernardo Salas Mar, dio a conocer que la Semarnat autorizó a la Central Nucleoeléctrica de Laguna Verde la construcción del cementerio para el depósito de los desechos radioactivos, como el Plutonio 239.

El investigador advirtió que el cementerio nuclear almacenará desechos radioactivos de bajo, mediano y alto nivel de peligrosidad.

Detalló que el cementerio radioactivo se encuentra aledaño a los reactores de Laguna Verde.

“Se construyó ya el cementerio de desechos radioactivos de Laguna Verde, los cementerios se construyen para desechos de bajo nivel que no son muy peligrosos, de mediano y de alto nivel, como es en este caso el combustible gastado, como Uranio, el cual llega a generar Plutonio 239, que es la materia prima para construcción de bombas atómicas como la que se detonó en Nagasaki, Japón, en 1945”, apuntó.

No obstante, Bernardo Salas Mar señaló que el delegado de la Semarnat, José Antonio González Azuara, autorizó la construcción del cementerio radioactivo sin que se elaborara la Manifestación de Impacto Ambiental que determinara los riesgos que habrá por dicho depósito de desechos, según el oficio número SGPARN.02.IRA.3134/14 de fecha 4 de julio del 2014.

Opinó que el delegado de la Semarnat pudo haberse asesorado con expertos internacionales pero no lo hizo.

“El problema es que es muy peligros esto, que ya les autorizaron y que no se vale así”, agregó.

El académico de la Facultad de Ciencias de la UNAM explicó que el área de localización de los actuales sarcófagos de combustible gastado es donde se presenta la mayor contaminación salina de Laguna Verde y, por lo tanto, el aire que se use para el enfriamiento de las barras de combustible estará cargado de sal y la corrosión será un problema.

Insistió que la nueva instalación del combustible gastado representa un alto riesgo potencial para la salud de los veracruzanos

En ese sentido, Bernardo Salas Mar dijo que las autoridades están obligadas a demostrar la seguridad de la instalación y que no habrá impactos al medio ambiente y a la salud de los veracruzanos.

 

 

 

 

 

José Juan García