El rector del Colegio de Veracruz (Colver), Eugenio Vázquez Muñoz, fue recibido este mediodía con gritos de repudio por investigadores que lo encararon cuando entró a la institución y le gritaron “fuera” “fuera” “fuera corrupto”

Jorge Rebolledo Flores, catedrático del Colver, explicó que este día iniciaron medidas de represalia del académico cuando dos mujeres intendentes fueron despedidas y dos investigadoras no cobraron parte de sus salarios pendientes.

Las labores en el Colver se restablecieron la mañana de este miércoles, pero al mediodía, el rector acudió a “provocar” tanto a los alumnos como a los profesores para recibir agresiones y motivos de no ser destituido.

El entrevistado detalló que los catedráticos fueron pagados después del mediodía, mientras las personas que realizaban labores de limpieza se quedaron sin empleo y sin miras de recuperarlo.

“Ellas eran las más vulnerables, no participaron en las manifestaciones, se mantuvieron ajenas pero siempre hubo mucho cercanía con los profesores. En represalia, las separaron de sus labores. A estas compañeras no se les pagaba de la nómina, tampoco en el Seguro Social, eran constantemente vejadas, al extremo de no mostrarse al público en eventos”.

En otras represalias, el catedrático mencionó que los teléfonos celulares de los participantes en las protestas de casi dos semanas, así como también líneas telefónicas de las oficinas de cada investigador, están intervenidas.

Rebolledo Flores agregó que siguen sus labores este miércoles 22 de febrero, esperando no más intimidaciones del rector y pronta atención por el Gobierno del Estado, ya que han señalado demasiadas anomalías al interior y no proceden para destituir al cargo a Eugenio Vázquez Muños.

“El rector se presentó este mediodía, con actitud prepotente y risa burlona a saludar a cada estudiante, también a algunos maestros. Era tan cínico al saludarnos cuando antes no lo había hecho”.

 

 

 

 

 

Arantxa Arcos/AVC Noticias