Autoridades municipales de la Antigua y Chiconamel incumplieron con la entrega de la Cuenta Pública del ejercicio fiscal 2016, y ahora corresponderá a la Comisión de Vigilancia determinar si se multa por el incumplimiento de un deber legal.

El secretario de Fiscalización del Congreso, Cuauhtémoc Pola Estrada, informó que en el caso de cuatro municipios se entregó la documentación, pero no contaba con el respaldo de la mayoría del Cabildo o no fueron aprobados en sesión.

Este martes, venció el plazo legal para que los alcaldes entregaran la cuenta pública 2016 que tendrá que ser auditara por el Órgano de Fiscalización Superior (Orfis), 210 comunas, al igual que las 15 oficinas operadoras del agua cumplieron con la obligación de ley.

El exdiputado local explicó que en el caso de la Antigua el alcalde Felipe de Jesús Medina solicitó una prórroga para la entrega de la Cuenta Pública bajo el argumento que tiene un año tomado el palacio municipal.

Recordó que el caso de Catemaco un grupo de inconformes quemó el inmueble y la papelería y el alcalde Jorge González Azamar si cumplió con la entrega de la documentación, por lo que no hay pretexto para no cumplir con la entrega de la Cuenta Pública.

En Chiconamel, detalló que el alcalde Alejandro Sánchez Franco no ha entablado comunicación con personal del Congreso.

Hay que recordar que los alcaldes que incumplan con la entrega de la Cuenta Pública serán multados con mil y tres mil días de salarios mínimos, es decir, con pagos de 80 mil hasta 240 mil pesos.

En los caso de  Coatepec, San Andrés Tuxtla, Chinampa de Goroztiza y Mecayapan, detalló que los cabildos no aprobaron la cuenta pública o la votaron en contra, y serán los diputados los que determinen qué tratamiento se les dará a esos casos, “eso no nos exime de recibir la documentación”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

AVC/Noticias