Gobierno del Estado se desentendió de la deuda a músicos veracruzanos que contrató para la Fiesta Patronal de Tlacotalpan en 2015.

Con o sin el cambio de gobierno, los músicos de Sonex no recibieron el pago de sus servicios por concepto de participación, mientras músicos nacionales, si los recibieron.

“Tocamos una presentación y eran los honorarios del servicio, del evento. Al no recibir el pago merman las actividades de dinero, vivimos al día, ahí nos quitaron días. No les importa nada”, expresó Camil Meseguer, violinista de Sonex.

El estado los contrató a través de una persona que meses después, durante el sexenio de Javier Duarte de Ochoa, reveló ser despedida dejando sin efecto los pagos correspondientes.

La exigencia de pago avanzó hacia la Secretaría de Turismo (Sectur), encabezada en aquel entonces por Harry Grappa Guzmán, mismo que tampoco cedió para efectuar el pago de un servicio ofrecido durante festividades culturales y turísticas.

De acuerdo a los afectados, el Instituto Veracruzano de Cultura (IVEC), a cargo de Rodolfo Mendoza Rosendo, fue el único que dio la cara, reconociendo que no era su obligación pagar pero que los respaldarían por ser músicos veracruzanos.

Camil Meseguer recordó que al no recibir el pago de los servicios, se quedó pendiente con ajenos el costo de una camioneta para transportarse y llevar los instrumentos que les permiten interpretar la música de su autoría.

“Son dos años de esa deuda de Harry Grappa y esa administración tan fraudulenta, no pagaron, no pensamos que vayan a pagar, vemos muchas cosas turbias”.

En cuanto a la disposición del nuevo gobierno, respondió que no hay acercamiento ni con el nuevo titular, ni con el mandatario estatal Miguel Ángel Yunes Linares.

“El nuevo gobierno no ha hablado, no está al tanto, nosotros nos acercamos y el director del IVEC nos ofreció los teatros, tiene las manos atadas y creo que es un gran ser humano pero no le dan gestión ni recursos, por eso los grupos nos unimos más”.

 

 

 

 

 

AVC/Noticias