Ante las acusaciones por extorsión que hay en su contra, el comisionado de la Comisión Estatal para la  Atención y Protección de los  Periodistas (CEAPP), Pedro Alberto  Díaz Cruz, indicó que está preparado para actuar de manera legal.

Y es que periodistas de la zona norte, como Eliseo Bautista Hernández, director de la revista Ser Político en Tantoyuca, piden la renuncia de Díaz Cruz por ser una imposición del titular de Sedarpa, Joaquín Rosendo Guzmán Avilés.

Los quejosos señalan que el comisionado de la Ceapp exigía hasta diez mil pesos mensuales para hablar bien de líderes sociales en Tantoyuca, Temporal, Chicontepec y Platón Sánchez.

“Los argumentos que se han dicho en mi contra, hay una denuncia pública que se hace en el Congreso y por otro lado hay una denuncia que si es que existiera un señalamiento, una declaración formal, serán las autoridades jurídicas que tiene que determinar y darle causa”, respondió.

La mañana de este lunes, ofreció conferencia de prensa en la ciudad de Xalapa, para exponer su postura ante los señalamientos emitidos cuatro días antes en la zona norte del estado.

Díaz Cruz reiteró que está preparado y recibe asesoría legal por lo que podría actuar contra quienes denunciaron lo antes mencionado que considera como “calumnias”.

Al ser cuestionado sobre las supuestas pruebas que tienen en sus manos los periodistas de la zona norte, donde presuntamente se exhibe al ahora comisionado solicitando diez mil pesos a cambio de hablar bien de funcionarios públicos, negó que sea verídico.

Durante entrevista, aclaró  que la CEAPP no tiene nada que ver con estas acusaciones ni puede intervenir,  pues  de existir alguna denuncia, es en contra del periodista  y no de la institución.

De igual forma, mencionó que está dispuesto a acudir al Congreso del Estado para platicar con la diputada María José Gamboa Torales quien ha hecho constantes cuestionamientos a la CEAPP.

“Como no dejo mi labor periodística ni la labor como comisionado, de las dos formas tengo que, cuando menos, platicar con ella. Hay trabajo por hacer”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Arantxa Arcos/AVC Noticias