Los empresarios gasolineros necesitan que el Gobierno del Estado refuerce la seguridad para evitar que se susciten actos vandálicos en las estaciones de servicio, dijo el presidente de la Organización de Gasolineros de Veracruz, Gilberto Bravo Torra.

Señaló que no optarán por cerrar las gasolineras para evitar afectaciones tanto a ellos como a la población, pero requieren que la seguridad se incremente para no tener riesgos.

“Lo que necesitamos nosotros por parte del Gobierno es que haya seguridad para poder estar abasteciendo el producto, que pongan de alguna manera seguridad”, comentó.

Afirmó que no pueden contratar seguridad privado debido a que resultarían insuficientes para poder detener a las personas que se manifiestan y únicamente los pondrían en riesgo.

El líder de gasolineros había informado de 50 gasolineras vandalizadas y robadas en la entidad, pero tras la rueda de prensa del gobernador del estado, Miguel Ángel Yunes Linares, donde habló del tema, Bravo Torra se rectificó y dijo que han sido únicamente cinco las que han sufrido daños.

Bravo Torra sostuvo que el problema es que las gasolineras no son un producto del gobierno sino de particulares quienes son los que se han visto afectados ante el saqueo.

“Nos preocupa, como a cualquier empresario, porque no son bienes del Gobierno Federal, son bienes concesionados (…), el producto es un producto que nosotros lo compramos”, comentó.

El también presidente de Octanfuel, que abarca los estados del sureste del país, indicó que las entidades más afectadas por vandalismo son Chiapas, Oaxaca y Puebla.

El representante de los gasolineros sostuvo que el problema es que ellos no fijan los precios sino que es la Secretaría de Hacienda, por lo que no tienen control sobre los precios todavía.

Dijo que actualmente el Gobierno Federal únicamente les permite una ganancia de 91 centavos por litro en el caso de la gasolina Magna, principalmente debido al precio internacional y el tipo de cambio.

Bravo Torra comentó que se prevé que quizá el precio continúe aumentando conforme a los precios internacionales, ya que aún se deben eliminar algunos subsidios que proporcionaba el Gobierno Federal.

 

 

 

Ana Alicia Osorio/AVC