Juan Manuel Muñoz Luévano, alias “Mono Muñoz” y conocido entre sus sicarios como “El Ingeniero”, presunto enlace en Europa del cárcel Los Zetas, ordenaba desde España secuestros, torturas, amenazas y asesinatos, según revela una investigación de El País.

“El teléfono de la Muerte” se llama el artículo que muestra una de las conversaciones a las que el diario español tuvo acceso y donde el Moño Muñoz habla con una de sus víctimas, de nombre Gustavo, quien le pidió clemencia pero la suplica del hombre fue en vano y revela que ordenó la ejecución de una Fiscal Coahuila que presuntamente colaboraba con la organización.

La llamada telefónica, ocurrida el 27 de junio de 20147 está dentro de la Unidad Central de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) y muestra que pese a pedirle tiempo y una oportunidad, El Moño le anuncia a su visita que lo iban a secuestrar como garantía por el pago de una desuda de 24 millones de pesos.

 

“-Muñoz: Estoy que muero del pinche coraje. Si te tuviera enfrente te mataba. Y a usted con todo respeto (se refiere al padre) tiene un hijo que no vale una chingada, una verga , eh. ¿Qué va a hacer? Ahora se lo van a llevar, y se lo van a llevar en garantía hasta que paguen, eh. ¿Se oyó?

Gustavo: Aquí le estoy escuchando Ingeniero.

-Muñoz: Bueno, te vas a ir en garantía hasta que, hasta que me regreses mis cosas bien y todos los gastos que eso implica. Si es que eres un costal de mañas y mentiras. Si yo te decía por qué haces eso, pues no, puras mamadas…Y te di la oportunidad de que arreglaras bien…

-Gustavo: Deme una oportunidad…

-Muñoz: No, no, no, ¿Cuál última oportunidad? ¿Qué vas a hacer?, ¿Vender tu alma? ¿Qué vas a vender? Dime de donde crees reponer 24 millones de pesos, ¿de dónde?

“Es una lástima porque te quería a tí y a tu familia. A todos cabrón”

-Gustavo: Déjeme intentarlo Ingeniero, deme tiempo.

-Muñoz: No, no, ¿cuánto tiempo? Ve al banco que te den tiempo. Yo ya te dije, ahorita te van a llevar, y, y, y ya hasta que pague te regresas. Eh, es una lástima porque te quería a ti y a tu familia, a todos cabrón, y te dije que iba a ser tu tumba, además de puta te quebró wey…” revela la investigación.

Aunque el líder utilizaba un programa de encriptación de llamadas PGP, las conversaciones fueron registradas y en ellas se muestra cómo dirigía a sus sicarios, además de evidenciar nexos y policías a su disposición.

“El comunicante transmitió a Muñoz que cuando llegaron al taller, Chido, uno de los sicarios más activos, les dijo: “por las buenas vinimos. No hicieron caso. Ahora vienen las malas”. Que no entraron porque solo iban cuatro y no quisieron correr riesgo. Que la próxima vez irán más y más preparados. Muñoz respondió: ¿Y los federales que teníamos ahí?, a lo que su interlocutor contestó: “Hoy no pudieron acompañarnos pero ya Zamora habló con ellos para que también estén para caerle de sopetón”. Y el Ingeniero apostilló: “que caiga también su familia¨, consigna el medio.

“Vaya usted y la mata ahí”, señaló el Mono a su sobrino Salomón Ayup cuando ordenó asesinar a una Fiscal de Coahuila que presuntamente trabajaba con la organización pero no informar que existía una orden de aprehensión contra Salomón le costó la vida.

 

 

 

 

 

Con información de El País