El magistrado presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado (TSJE), Humberto Edel Álvarez Peña, expresó que en el “desastre” financiero ocasionado por la administración estatal del ex gobernador, Javier Duarte de Ochoa, hubo “cómplices” y al parecer fue el gobierno federal.

Refirió que desde hace cuatro años, el pueblo de Veracruz se quejaba a través de los medios de comunicación de la falta de inversión en infra publica; en servicios básicos como la Salud y la Educación, sin que ninguna autoridad federal encargada de revisar el correcto uso de los recursos públicos en Veracruz, lo señalara.

“Es una situación de desastre la que vive Veracruz, lamentable, donde definitivamente parece ser que la federación fue cómplice por omisión de esto que está pasando en Veracruz. Porque todo mundo lo sabía de esto que está pasando desde hace tres o cuatro años de lo que estaba viviendo Veracruz”, expuso.

El magistrado presidente puntualizó que para eso hay organismos públicos autónomos, que se encargan de verificar las cuentas de los gobiernos de los estados de la República, pero en el caso de Veracruz, al parecer ninguna autoridad se percató que el erario público no se ocupaba en el beneficio y crecimiento de sus ciudadanos.

“Hay una serie de organismos e instituciones, que debieron estar pendientes de lo que estaba sucediendo. Era voz el pueblo el saqueo histórico que se estaba dando en Veracruz”, afirmó Álvarez Peña.

Recordó que desde hace tres años comenzó a ventilarse públicamente que el Instituto de Pensiones del Estado (IPE) incumplió con el pago puntual a los pensionados del TSJE, y también en este Poder comenzaron los problemas con los trabajadores porque no había recursos para retribuirles sus derechos laborales.

«El  déficit, hace tres años se dejó de pagar a los pensionados, comenzaron los problemas con los sueldos de los trabajadores y en la federación parecía que a nadie le importaba lo que pasaba en Veracruz, por eso dijo que fueron cómplices por omisión de lo que está viviendo Veracruz», acusado el magistrado presidente.

Ahora, dijo Álvarez Peña, el gobierno federal tiene la obligación de apoyar con recursos públicos al gobierno del estado, encabezado por el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares,  para que pueda sacar adelante estos compromisos con los veracruzanos.

En este momento, especificó el magistrado presidente continúan las auditorías en la administración del Poder Judicial del Estado, para conocer las condiciones de infraestructura, personal y recursos que entrega la ex administración de su antecesor, Alberto Sosa Hernández.

«Es para conocer las condiciones en cómo estamos recibiendo, al parecer no son satisfactorias, no son buenas, ya platicamos del pasivo que tenemos y de la deuda que más nos preocupa que es la de Pensiones, que lastima al trabajador y que hay una demanda del Instituto de Pensiones en contra del Poder Judicial o contra quien responda y resulte responsable», explicó.

Álvarez Peña informó que en las siguientes semanas darán a conocer el resultado de las auditorías realizadas al interior del TSJE, y si habrá que fincar alguna responsabilidad en contra de quien haya cometido acto ilícito.

«No puedo adelantar nada, no se ocultará nada, todo saldrá a la luz, y todo se hará conforme a la ley», expuso.

A pregunta expresa sobre si el ex magistrado presidente, Alberto Sosa Hernández continúa su labor en el TSJE, Álvarez Peña respondió que todos están sus sitios de trabajo y de ninguna manera se le ha citado para dar explicaciones, porque «no hay razones todavía para hacerlo», finalizó.

 

 

 

 

 

 

Verónica Huerta