Adderesound es la síntesis de un recorrido musical muy extenso y muy rico en sonoridades diversas, pero también es un laboratorio, un espacio sonoro lleno de matraces, tubo de ensayo, cristalizadores, morteros y todos esos instrumentos con los que Rudyck Vidal obtiene mezclas siempre novedosas.
En esta última parte, Rudyck nos narra la historia de esta agrupación que es una suerte de diario personal y colectivo.

Un hombre entra a un restaurante y pide un jazz atroz… ¿por qué?

Ahora quiero hablar un poquito del grupo que define realmente la persona que soy yo, Adderesound. Nissiel Ceballos, trompetista de Villahermosa, es un gran amigo mío, estuvo conmigo en JazzUV y tenemos muchas historias muy chistosas. Yo tocaba mucho en las orquestas que él armaba, tocábamos salsa, tocábamos todo eso y un día le dije oye, estaría bueno tener un dinerito extra, ¿por qué no hacemos un grupo en el que toquemos puros boleritos?, que cante Teté [Espinosa] (que en aquel tiempo era su novia) y yo hago los arreglos. Llamé a Jesús Rodríguez en la batería, estaba Nissiel Ceballos en la trompeta, Teté Espinoza en la voz (aunque yo siempre tuve en mente que hubiera dos mujeres adelante, Teté y Marilyn), estaba Paquito Cruz en el piano y yo en el bajo.
En aquel entonces yo no estaba escuchando mucho jazz como cuando hice Tzolkin Jazz, estaba escuchando a Jason Lindner, a Gretchen Parlato, cosas de rock indie, desde siempre escuché mucho rock metal, escuché demasiado a Dream Theater. Empecé a hacer, según yo, mi arreglito de Piel canela y al final quedó una cosa rarísima, en 7, pero me gustó. Llegaron y les dije:
-Este es el arreglo
-¿Cómo en 7?
-Vamos a tocarla así
La tocamos y les empezó a gustar.
Nos reuníamos a ensayar en mi casa, yo hacía un arreglo (o desarreglo, por decirlo así), cuando llegaban les decía tenemos que buscar la manera de que suene aún más raro, tenemos que buscar eso. Empezamos hacerlo y de repente empezó a surgir el sonido de Adderesound y empezó a dibujar escenarios muy interesantes
Hay gente que dice mi vida es la música, yo no puedo decir que mi vida sea solamente la música porque creo que yo soy más cosas. A mí siempre me gustaron mucho el cine y el teatro, cuando vivía en Xalapa le decía a la gente de teatro oye, déjame hacerle la música a tu obra de teatro y todo mundo me mandaba al carajo, me decían que sí pero nunca me llamaban.
Siempre me gustó mucho ver películas como las de Tim Burton porque la música la hacía Danny Elfman, me volvía loco oír la música de Beetlejuice, de Batman, de Spiderman, los soundtracks siempre me volvieron loco porque te cuentan una historia entonces dije bueno, si los teatreros no me dejan meterme, yo me voy a meter.
Tengo una canción que se llama Well You Need Monk, es algo así como free jazz, tomé los temas que me gustan de Thelonius Monk, que es uno de mis pianistas favoritos, los revolví y saqué ese tema. Como afortunadamente teníamos a Teté, que es licenciada en teatro, le dije vamos a hacerle algo a ese tema y lo que hicimos fue ponerle unos acertijos, ¿por qué?, porque hay que cuestionar a la gente, casi siempre que uno va a ver un concierto de jazz están los músicos en el escenario y la gente por allá, y si hay un contacto en algún momento del músico con los espectadores es para pedirles que aplaudan o que bailen, y yo no quería eso, entonces hicimos lo de los acertijos.
Hicimos el repertorio, pusimos los temas, hicimos los boleros aunque ninguno sonaba a bolero, hacíamos uno que otro instrumental pero la cosa era que sonara raro, distinto. Yo no quería ser mejor que nadie, simplemente quería tener un grupo que sonara diferente a los demás, que no hiciera lo mismo que los otros, que no hiciera jazz latino ni swing ni cosas modernas, no, que sonara a Adderesound.
La primera tocada que tuvimos fue en el [Café Teatro] Tierra Luna y estábamos muy nerviosos porque era la primera vez que íbamos a hacer lo de los acertijos, nos preguntábamos ¿qué va a decir la gente?, ¿les va a gustar?, ¿no les va a gustar?, ¿nos van abuchear?, ¿nos van a bajar? Lo hicimos y en el momento en que empezamos a decir los acertijos a la gente le gustó mucho. Adderesound tiene algo súper interesante: o te gusta un montón o no te gusta, pero no hay un término medio, no hay un ah, están bonitas sus rolas, no, porque es muy extremo, es muy ácido y a la vez es muy calmado, tiene muchos sube y baja, eso es Adderesound.

Simplemente, nosotros tocamos / y después que murmure la gente…

Una vez nos invitó Memo Cuevas a tocar al Cessac, Marilyn estaba de vacaciones en Xalapa, cuando estaba ella, el show se cerraba de verdad porque ella y Teté hacían y deshacían al frente y nosotros, atrás, solamente dibujábamos escenarios.
La mayoría de la gente que iba al Cessac ya era mayor y me acuerdo que cuando terminamos de tocar, Teté me dijo que fue como haber subido a toda esa gente mayor a la montaña rusa y dejarla caer en picada (risas) porque dijimos vamos a tocar unos boleros y cuando vieron eso, uno de ellos hasta se enojó, nos dijo:
-¿Por qué están tocando eso?, eso no es jazz
-¿Qué es jazz para usted?, -le pregunté
-Jazz es Duke Ellington, jazz es Miles Davis
Efectivamente, lo que tocamos no es jazz. Yo ya toqué a Duke Ellington, yo ya toqué a Miles Davis, yo ya toqué a Clifford Brown pero ahora estoy tocando a Rudyck Vidal y Rudyck Vidal es esto.
Adderesound es un grupo con muchos elementos de jazz pero no quiero encerrarlo como un grupo de jazz, si hay que ponerle una etiqueta para venderlo, lo puedo encerrar como un grupo de world music, yo creo que es esa la más correcta.

Que se quede el infinito sin estrejazz…

Adderesound también fue una forma de rebelarme hacia todo porque hubo un tiempo en que JazzUV, desgraciadamente, dejó de ser esa escuela de ensueño que fue por mucho tiempo porque se empezó a institucionalizar, empezó a ser todo muy rígido y dejó de ser lo que era (la gente que estuvo conmigo en JazzUV sabe de lo que estoy hablando) y Adderesound era una forma de decir esto es lo que yo estoy haciendo.
En el último festival me preguntaron:

Adderesound (Foto tomada de la cuenta de Facebook de Marilyn Castillo)

-¿Qué grupo vas a presentar para este festival?
-Tengo un grupo con Noila Carrazana que se llama Bambarakatunga
-No, pero de jazz
-No, tú me preguntaste qué grupo y el que tengo es Bambarakatunga
-¿Y el Tzolkin?
-Ya tiene mucho que no hago el Tzolkin, lo que estoy haciendo ahora es Adderesound
-No, pero es que Adderesound…
No querían a Adderesound porque yo les marqué desde un principio que ese grupo era mío, no era de la Universidad Veracruzana porque si yo les decía que era de la de la Universidad Veracruzana nos iban a mandar a todos los pueblitos a que tocáramos por una torta y un Frutsi y no, para mí el grupo valía mucho más que estar haciendo eso, no digo que los otros grupos valieran menos pero yo no quería eso para mi grupo.

…y que pierda el ancho jazz su inmensidad

Afortunadamente, Claudia Hidalgo nos invitó a tocar en un festival que se hacía antes del Festival JazzUV que se llamaba Festival Inter-Medio. Yo creo que en ese festival fuimos el grupo que más gustó, todos los grupos eran geniales: el grupo de rumba de Miguelito Cruz, el grupo de Sammy Mendoza, el grupo Emiliano Coronel pero el grupo de nosotros, como tenía esa interacción con el público, era algo fascinante.
Siempre que teníamos un concierto, nos veíamos al otro día para platicar qué era lo que habíamos sentido porque no se trataba solamente tocar, también nos interesaba ver qué pasaba con el público. Después del Festival Inter-Medio, Nissiel dijo «hubo una parte en que estaba un solo de piano, yo voltee a ver a la gente y todos estaban como drogados» (risas). Eso sucedía porque nosotros ya los habíamos metido en una atmósfera diferente que no era solamente con la música, era con todo lo que pasaba alrededor porque hablábamos con ellos, porque hacíamos estatuas en el escenario, porque hacíamos muchísimas cosas. No era nada que no se hubiera hecho antes, no estoy diciendo que venimos a encontrar el hilo negro pero, por lo menos en Xalapa, nadie lo estaba haciendo, nosotros éramos las únicas personas que lo hacíamos.

Yo que fui del hip hop ave de El Paso

Después me fui para El Paso, Texas, estando allá volví a rectificar las canciones de Adderesound, empecé a tocar hip hop con Lawrence Brown, empecé a escuchar mucho a Stevie Wonder, a James Brown, a ver cómo manejan ellos los metales, cómo arreglan, cómo hacen todo eso. Shaun Mahoney, el guitarrista de New Jersey, también tocaba mucho hip hop entonces el lenguaje que ellos tenían no era un lenguaje que medio se acercaba, no, era el lenguaje exactamente como tenía que ser y era parte de lo que yo estaba buscando para Adderesound.

Vamos a Tabasco que Tabasco es un edén

Un día me llama Nissiel y me dice hay un festival en Villahermosa ¿lo hacemos?, le dije va, lo hacemos. Antes de ir a Villahermosa rehíce las partituras con la información que había trabajado de cómo se hacían las cosas de hip hop y todo eso, y les cambié muchas cosas. Cuando llegué dije esto hay que tocarlo así, esto hay que tocarlo así y esto hay que tocarlo así, ahora vamos por este camino.
Afortunadamente, Adderesound siempre ha tenido músicos increíbles, siempre me he sentido privilegiado por eso. Paquito, por ejemplo, hacía cosas increíbles, siempre fue mi gallo, a pesar de que había pianistas monstruos en Xalapa, yo sabía que ese chamaco, cuando despegara, lo iba a hacer de una forma sensacional y es lo que está haciendo.

¿Cómo le hicimos?

Tocamos en Villahermosa y ahí pudimos grabar un video de la canción Well you need Monk, lo produjo Nissiel Ceballos con NC Records, lo hizo con Grifo de Luz y quedó súper bien. Después de esa tocada les dije voy a venir en un mes, nos vemos en el DF y así como tocamos ese set, así vamos a grabar porque este es el sonido, no hay que tardar más.
Así le hicimos, un mes después fui para México, fuimos a Estudios Noviembre y grabamos, Marilyn no pudo ir pero grabó después en El Paso, allá también grabó Abel Mireles el saxofón, yo grabé unos teclados, unos sintetizadores y se hizo nuestro primer disco que se llama ¿Cómo le hizo?

Porque yo a donde voy / llevaré a Adderesound/ como un sueño dorado

Nunca soné Adderesound cuando estuve en El Paso porque estaba haciendo otras cosas y porque para hacer Adderesound se necesita la actitud de las personas, hay que ser un tipo de músico diferente. Cuando llegamos a Nueva York yo venía con ganas de aprender pero también con planes para el grupo, al segundo mes de que estuvimos aquí fui al Terraza 7 y estaba tocando Axel Tosca, ya nos conocíamos, me saludó y me dijo, habla con el dueño de aquí porque él puede darte un espacio para que toques aquí con tu grupo.

Cristian Mendoza, Felipe Fournier y Guillermo Barrón (Foto tomada de la fanpage de Adderesound)

Ese señor se llama Freddy Castiblanco, colombiano, fui a verlo:
-Yo tengo un grupo que se llama Adderesound y quiero ver la posibilidad de tocar aquí contigo
-Sí, pero necesito que me des un video de tu grupo tocando en Nueva York
-Es que nosotros tocamos en México
-No, yo quiero verlos en Nueva York, si no, no.
Entonces dije bueno, tengo que hacer el video. Yo no tenía ni armado el grupo, no conocía muchos músicos así que empecé a llamar a la gente que conocía, llamé a Alex Tosca en el piano, Amaury Acosta en la batería, Felipito Fournier en el cajón, Cristian Mendoza en el saxofón soprano, Marilyn y yo.
Cuando llegué aquí lo primero que entendí es que aquí hay que poner arriba la bandera mexicana, dije tengo que buscar la manera de que Adderesound siga sonando a Adderesound pero que suene a México, yo tengo que ver con Cuba por muchas cosas pero yo no nací en Cuba, yo soy guerrerense, crecí allí y sé cómo se hace esa música entonces vamos a hacer algo tradicional de Guerrero con el sonido Adderesound. Hicimos el video con Congahead, grabamos El andariego y El rey.

La mugrita

Después empezaron a salir más tocadas, ya no pude llamar a Axel ni a Amaury porque ellos tienen sus proyectos. Empecé a conocer a más personas, actualmente en Adderesound está en la guitarra Alejandro Flores, colombiano, en la batería está Juan Felipe Mayorga, en la percusión Guillermo Barrón, que es el que le pone el sabor mexicano; cuando está Cristian Mendoza por acá, toca con nosotros, si no está, lo toca Jeremy Powell; está Nash Guillermo en la trompeta. Seguimos explorando y ahora lo estamos haciendo más con los ritmos mexicanos pero con esa parte que siempre tuvo Adderesound que es esa suciedad que está buena, como la grasita que tienen los tacos en México, que uno no la encuentra en el extranjero. Le digo al guitarrista que él es el responsable de ponerle la mugrita porque él es el que tiene los efectos y todo.
Al principio fue difícil pero lo hemos conseguido, cambió un poquito el sonido Adderesound porque traté de hacerlo sin batería, después me di cuenta de que no funcionaba, lo hice incluso hasta con contrabajo y me di cuenta que no, que la cosa era más rockera. Estamos haciendo nuevas composiciones, estamos haciendo nuevos arreglos tomando estilos de todos lados porque ese es el fin de Adderesound, el mismo nombre lo dice, add-sound, adherir sonido.

Te vas a enterar de una vez / de que yo así sueno

Hay algo de Adderesound que siempre va a permanecer, Marilyn y yo, somos los que estamos poniéndole el sonido Adderesound, las ideas de Adderesound, el swing de Adderesound. A veces vienen chilenos, colombianos, americanos, venezolanos y cada uno tiene un swing diferente pero eso es lo interesante de este grupo, que todos adhieren su sonido y el grupo se enriquece.

Marilyn Castillo y Rudyck Vidal (Foto: Yrving Yeras)

Ahora estamos grabando nuestro segundo disco poco a poco y está quedando bien, estamos haciéndolo despacito porque queremos tener varios invitados, aprovechando que estamos viviendo aquí en Nueva York, y no estamos cerrados a que en el momento en que tengamos que ir a México se vuelva a hacer allá con la gente de antes porque ellos saben cómo tiene que sonar y ha de sonar mucho mejor porque esos músicos siguen estudiando y siguen haciendo cosas nuevas y cosas increíbles.
A veces nos escribimos con Chucho y con Paquito y comentamos cuántas ganas tenemos de volver a vernos y armar el Addere y tocarlo nuevo para ver cómo suena. Ya hablé con Paquito para que grabe un tema en el nuevo disco, pero esto va a llevar tiempo, se va a hacer poco a poco.
Afortunadamente, el sonido Adderesound está evolucionando, ese es el fin de cualquier grupo, qué bueno que no estamos estancados, me siento muy feliz de no sonar igual porque si fuera así, no sentiría que estamos evolucionando.

VER TAMBIÉN: Adderesound, un sonido hecho en molcajete
PRIMERA PARTE: Heart Of The Bass
SEGUNDA PARTE: Xalapa, entre renegados y picudos
TERCERA PARTE: Yo soy quien soy…




CONTACTO EN FACEBOOK        CONTACTO EN G+        CONTACTO EN TWITTER

 

Te puede interesar:
La voz del corazón │ Marilyn Castillo / III

En esta parte final de la conversación, Marilyn Castillo habla de su regreso a Texas, de sus experiencias en Nueva Read more

Yo soy quien soy… │ Rudyck Vidal / III

Xalapa le dio a Rudyck Vidal todo lo que tenía que darle, agotado el plazo que tenía que estar aquí, Read more