A pesar de que el uso del papel ha ido en detrimento desde hace algunos años, es imposible, e inverosímil, negar que durante muchos años fue una de las invenciones más importantes del hombre. Se convirtió en la herramienta primordial con la que grandes personajes que pisaron la tierra dieron a conocer las maravillas de su mente al mundo.

Ahora, con los avances de la tecnología, poco a poco el uso del papel ha decaído, pero no por ello pierde su valor nostálgico y, sobre todo, productivo cuando alguien vuelve a tomar lápiz y papel para plasmar sus ideas. Esta es la premisa principal en la que reMarkable se ha basado para crear su tablet de tinta electrónica que tiene la ambición de sustituir definitivamente al papel.

reMarkable, la tablet de e-ink que pretende hacer obsoleto al papel

Al igual que otras tablets de tinta electrónica en el mercado, el desarrollo homónimo de reMarkable puede usarse para leer. Para esta tarea tiene una gran pantalla de 10.3 pulgadas que promete las bondades ya conocidas de esta tecnología: pantalla sin reflejos visible casi a la perfección aún con gran cantidad de luz natural y que no cansa la vista, entre otras.

Sin embargo, la verdadera maravilla es que su gran panel también puede usarse para tomar notas, dibujar o cualquier otra tarea que estemos habituados a realizar en nuestros cuadernos de toda la vida. Sí, se vale de un «lápiz» especial, más bien un stylus, y tecnología que promete la misma sensación que tenemos al trabajar sobre papel.

Otra de las novedades que el tablet reMarkable incorpora es tecnología de baja latencia que promete un bajo tiempo de refresco de pantalla, una de las debilidades más conocidas de la e-ink. Con esto, la acción de limpiar la pantalla una vez que hayamos agotado el espacio deberá ser casi instantánea y así podremos seguir trabajando sin perder demasiado tiempo.

¿Y a dónde se va toda la información que hayamos escrito en el tablet? La compañía ofrece espacio en su nube para almacenar toda nuestra información, además del almacenamiento interno del dispositivo. Por cierto, es mediante un sencillo toque que la sincronización se lleva a cabo en tiempo real con las aplicaciones para escritorio, iOS y Android, desde donde podremos acceder a todos los apuntes, archivos y documentos.

Una apuesta ambiciosa, pero ¿conveniente?

La parte «negativa» viene con el precio de este tablet. Aparte de las bondades ya mencionadas del papel, tenemos el extra de que es muy económico y de fácil acceso para casi cualquier persona en el mundo. En contraste, reMarkable tendrá un precio, al momento de su lanzamiento, de 716 dólares, (tablet de 529 dólares + stylus de 79 dólares + funda protctora Folio de 79 dólares).

Sin embargo, actualmente se lleva a cabo la preventa en el sitio web de la compañía y tiene un descuento del 47%, quedando el precio final en 379 dólares, una cantidad mucho más atractiva, pero que al final sí representa un gasto considerable. Las entregas están planeadas para comenzar a realizarse en agosto de 2017.

Sin duda una apuesta interesante, pero que para algunas personas no resultará para nada conveniente. Pero, por otro lado, debemos tener en cuenta que este desarrollo es apenas uno de los primeros y con el paso del tiempo y nuevas generaciones, vendrá la consecuente disminución de precios, lo que abrirá las puertas a su adopción masiva. Tal y como sucede con cada nueva tecnología que se presenta.

Con información de Xataka México