Por Rafael Pérez Cárdenas

Tras un complejo año de vaivenes económicos, millones de trabajadores de los sectores público y privado se preparan para recibir su aguinaldo. No se trata de un regalo de navidad; el aguinaldo es una prestación anual que deberá pagarse antes del día 20 de diciembre y equivale a quince días de salario como mínimo, para los trabajadores que ya han cumplido un año de servicio.

Según la Ley Federal del Trabajo, todos los trabajadores tienen derecho a esta prestación.
Según la Ley Federal del Trabajo, todos los trabajadores tienen derecho a esta prestación.

Según la Ley Federal del Trabajo, todos los trabajadores, ya sean de base, de confianza, de planta, sindicalizados, contratados por obra o tiempo determinado, eventuales, entre otros, tienen derecho a esta prestación anual. También aplica para los comisionistas, los agentes de comercio, de seguros, vendedores y otros semejantes.

Luego de utilizar este ingreso para pagar deudas, las posadas, Navidad, Año Nuevo y reyes magos son motivos de festejo para los consumidores, quienes destinan la mayor parte de su aguinaldo y créditos para las fiestas de fin de año, restando recursos a otros conceptos como educación, salud, ahorro y vacaciones.

Si bien el aguinaldo representa una prestación largamente esperada, también expresa la gran disparidad que existe entre los ingresos de los mexicanos. Basta saber que, de acuerdo a diversos informes publicados, los diputados federales se preparan para recibir más de 140 mil pesos de aguinaldo, sin contar otros ingresos, frente a los 2 mil pesos que recibirán millones de obreros que con apuros rebasan el salario mínimo.

Bajo las actuales condiciones económicas –particularmente en el estado de Veracruz–, miles de empresas del sector comercial e industrial podrían verse en dificultades para cumplir esta obligación. Al menos el 25 por ciento de las empresas registradas en el sector industrial afiliadas a la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra) y a la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) tiene problemas de liquidez y por ello enfrentan dificultades para pagar los aguinaldos.

Ante un posible retraso en el pago del aguinaldo, que debe realizarse a más tardar el 20 de diciembre, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), a través de la Procuraduría Federal de la Defensa del Trabajo (Profedet) sostuvo que se mantiene al tanto y dispuesta para brindar asesorías sobre el monto correspondiente y la fecha en que los beneficiarios deben recibir este pago.

La dependencia federal aseguró que durante estas fechas habrá inspectores trabajando con el fin de que no se presente alguna irregularidad que afecte a los trabajadores, por lo que manifestó que en ningún caso el patrón puede alegar dificultades económicas de la empresa o falta de utilidades como justificación para no pagar o reducir el importe.

Según se establece en las disposiciones laborales, para tener derecho al aguinaldo no se necesita haber trabajado el año completo, ni mucho menos estar laborando en la fecha de su pago, En este sentido, cabe destacar que los trabajadores tienen derecho a que se les pague la parte proporcional del aguinaldo, de acuerdo al tiempo que laboraron en el año, cualquiera que fuese ese tiempo.

Para calcular el monto del aguinaldo debe considerarse el salario diario base o aquél que ordinariamente perciben los trabajadores por un día laborado y que se esté devengando al momento en que deba pagarse tal prestación. Por lo que para esta remuneración laboral no se contempla el salario diario integrado, que acumula al salario diario base las diversas prestaciones a que tienen derecho los trabajadores.

 

La inequidad: Diputados, $140 mil; obreros, $2 mil

El aguinaldo también es una expresión de la inequidad salarial y laboral en México. Mientras el sueldo mínimo se ubica en los 73 pesos diarios –lo que implica un aguinaldo en el rango de los 2 mil pesos–, los diputados federales, por ejemplo, recibirán este año por concepto de aguinaldo más de 140 mil pesos, sin contar otras prestaciones previstas, que suman más de 325 mil pesos en este periodo de fin de año.

Según diversas publicaciones, los diputados federales tendrán un premio este fin de año. Además de su aguinaldo de 140 mil 504 pesos, cada uno de los 500 legisladores tiene derecho a 67 mil 515 pesos por atender a la ciudadanía. Dicho bono es independiente de otros ingresos que perciben, como su dieta de 73 mil 817.10 pesos netos mensuales, y los 45 mil 786 pesos al mes por asistencia legislativa.

621005_camara-diputados-presupuesto-egresos-2016-1
El aguinaldo de los diputados asciende a 140 mil 504 pesos por cada uno.

De acuerdo con la Cámara de Diputados, que respondió a una solicitud de información, existe una bolsa de 33 millones 757 mil 500 pesos que se repartirá el próximo mes entre los legisladores por haber atendido a la gente. Así, cada diputado recibirá 67 mil 515 pesos, de los cuales 38 mil 363 pesos son por el concepto “Aguinaldo atención ciudadana”, y 29 mil 152 pesos son “para apoyo al personal que coopera con el diputado en su distrito”.

El documento de la Cámara de Diputados explica que los legisladores también reciben recursos públicos por apoyo para transporte y para su informe de actividades legislativas, entre otros conceptos.

La bolsa de 33 millones 757 mil 500 pesos, por ejemplo, es dos veces más grande que el presupuesto que el gobierno federal planteó para el programa de Seguro de Vida para Jefas de Familia en 2017, el cual es de 13 millones 401 mil 468 pesos.

Esa bolsa de dinero es independiente del aguinaldo que los diputados recibirán en diciembre. El Presupuesto de Egresos de la Federación 2016 precisa que cada uno de los 500 diputados federales debe recibir 140 mil 504 pesos de aguinaldo, es decir, 70 millones 252 mil pesos. Las cantidades podrían variar si diputados de los partidos políticos Movimiento Ciudadano o Movimiento Regeneración Nacional renuncian a una parte de esos recursos, a los que por ley o por acuerdos tienen derecho.

En cambio, millones de obreros y empleados de comercios tendrán que esperar a que las empresas cuenten con los recursos suficientes para entregarles a tiempo esta prestación.

Festejos, regalos y pago de deudas

El aguinaldo está a la vista. Pagar deudas, compartir con la familia, ahorrar para gastos futuros, comprar regalos de Navidad, salir de viaje, son algunos de los usos que le darán los mexicanos a su aguinaldo, de acuerdo con el portal especializado Trabajando.com.

La mayoría de las personas esperan con gran emoción su aguinaldo, pero sólo 61 por ciento está conforme, aunque desea más; 27 por ciento se acomoda con lo que recibe, mientras que 11 por ciento se muestra inconforme con la parte proporcional, señala el comunicado. Además, durante esta época también gastan en juguetes y productos de precio medio y alto.

Pero el gasto del aguinaldo suele variar de acuerdo a la región del país. De acuerdo con la consultora de análisis de mercados Nielsen, 26 % de esta prestación es para los festejos, seguido de compra de ropa y calzado con 21 %, mientras que 18 % de ese dinero se ahorra. El pago de deudas, bien del enganche para una casa o auto sigue siendo importante, para lo cual se destina 17 % del aguinaldo.

mexicat
Sólo 61 por ciento de los trabajadores está conforme con su aguinaldo.

Sin embargo, otros conceptos dejan de ser prioritarios en épocas decembrinas, ya que sólo 7 % es para educación y salud, 6 % para remodelar la casa o comprar muebles y 5 % para ir de vacaciones.

Diciembre no sólo es una temporada de fiestas, sino de incrementos en el saldo de crédito otorgado, pues según la firma pasó de 231 mil 899 millones de pesos en diciembre de 2015 a 255 mil 685 millones en igual mes de 2016.

En ese mes, los hogares mexicanos gastan 27 % más que en el resto del año, es decir, 2 mil 423 pesos, o lo que es igual a 20 pesos más por cada compra, aunque el gasto extra se ve impulsado por el nivel socioeconómico medio.

Durante este mes, los pequeños se imponen sobre el gasto familiar, pues los juguetes representan 52.6 % de 15 productos cuyas ventas se elevan en esta época.

Así, las familias con niños destinan 74 % de su gasto en tiendas de autoservicios y gastan 480 pesos más en diciembre, todavía por debajo de los hogares sin niños, que desembolsan 560 pesos más en dicho mes. En un carrito navideño el número de productos se eleva a 17, de los cuales dos serán juguetes y representarán 40 % del valor del ticket promedio, que a su vez crece de 272 pesos en un carrito promedio a 611 pesos en uno con juguetes.

Durante la temporada decembrina los consumidores desean consentirse un poco más, al comprar productos que en otra época no suelen adquirir, o bien lo hacen en menor proporción. Los chocolates, el whisky, los vegetales en conserva, la ropa interior masculina, las calcetas y calcetines son productos premium que forman 30 % del total del canasto en diciembre, contra 29% en el resto del año.

En tanto, las botanas, las calcetas y calcetines, así como los chocolates, el tequila y el whisky son productos de precios elevados y durante la temporada el segmento se incrementa a 9 %, en contraste con 8 % que se registra en otras temporadas.

 

Honorarios y de confianza: quiénes sí y quiénes no

Pero no todos tendrán una feliz navidad. El aguinaldo tiene sus reglas. Una de ellas es que los trabajadores contratados por honorarios no tienen derecho al pago de aguinaldo, excepto que exista una subordinación laboral.

Esta debe ser mediante la prestación de servicios permanentes a un solo patrón y obligatoriamente cubra un horario de trabajo con duración de la jornada máxima legal de 8 horas; o bien reciba instrucciones de un superior inmediato y tenga un lugar fijo de trabajo dentro de la empresa o establecimiento.

los trabajadores contratados por honorarios no tienen derecho al pago de aguinaldo.
los trabajadores contratados por honorarios no tienen derecho al pago de aguinaldo.

En cambio, el personal de confianza sí tiene derecho a recibir aguinaldo. Todas aquellas personas que presten un servicio personal subordinado para una persona física o moral deben recibirlo.

En el caso de las madres trabajadoras, el patrón no puede descontarles parte de su aguinaldo por haber estado de incapacidad por maternidad pre y post natal. Los periodos pre y postnatales (antes y después del nacimiento), deben contar como días trabajados para el cálculo del aguinaldo.

Aquellos trabajadores que sufrieron un accidente de trabajo también tienen derecho a recibir aguinaldo completo. Estén asegurados o no, se consideran como trabajadores en activo durante el periodo que dure la incapacidad temporal y por lo tanto tienen derecho a recibir completo su aguinaldo, ya sea por parte de la empresa o de las instituciones de seguridad social.

Lo mismo aplica para los trabajadores que solicitaron el permiso de paternidad.

Aquellos trabajadores que soliciten el permiso de paternidad, se considerará este como tiempo efectivamente laborado, y por lo tanto tienen derecho a recibir completo el aguinaldo. Y los trabajadores que renuncien a su trabajo antes del 20 de diciembre, tienen derecho a que se les cubra la parte proporcional de aguinaldo por el tiempo que laboraron.

Al fallecer un trabajador sus beneficiarios tienen derecho a recibir el pago del aguinaldo. Para ello, los beneficiarios podrán solicitar su pago, si existe un pliego testamentario en la empresa o establecimiento en el cual estén designados los beneficiarios, Si no se cuenta con ese documento, se deberá de realizar un juicio de designación de beneficiarios ante la Junta Federal o Local de Conciliación y Arbitraje y de esta forma se le cubra el pago de aguinaldo.

Por lo pronto, el precio del dólar ha disparado los costos de los productos de importación tan demandados en esta época navideña, lo que hace suponer que será una navidad austera para las familias de todo el país.