El senador de la República Javier Lozano Alarcón calificó como una vacilada que la Procuraduría General de la República (PGR), reintegrara 400 millones de pesos de recursos que se desviaron durante la administración de Javier Duarte de Ochoa.

En entrevista en el Congreso local, en el marco de la toma de protesta del ahora gobernador constitucional Miguel Ángel Yunes Linares, observó el deficiente trabajo de la PGR.

“Y salen tomándose la fotografía como si se estuvieran ganando la lotería, es una vacilada, es muy poco serio esto. Yo estoy muy indignado”.

Aseguró que la orden de aprehensión contra el ex gobernador Javier Duarte de Ochoa, es por “conveniencia” del partido en el poder.

Aseguró que como sabían que el gobernador Miguel Ángel Yunes si lo iba a investigar tomaron cartas en el asunto, a pesar que sabían del desvío de fondos desde el año 2011.

“El daño que hizo Duarte es gravísimo, es un abusivo y ladrón y eso no se vale. No se va a entregar, es un ladrón, los pillos no se entregan solitos, salvo que les convenga por alguna razón”.

Evitó opinar si había un pacto entre el gobierno federal, la Procuraduría General de la República y Javier Duarte, pero criticó el hecho de que se les “haya pelado”.

Afirmó que el hecho de que se adelantarán las acciones legales contra Duarte de Ochoa, es para hacer creer que el PRI es impoluto y que combate la corrupción.

“Comenzaron  a actuar contra él después de la elecciones, no lo hicieron por convicción, lo hicieron por conveniencia y porque sabían que Miguel Ángel Yunes si venia por él”.

Dijo que es probable que la desaparición de Duarte de Ochoa es por conveniencia,  para que no suelte la sopa, porque caerían muchos priístas.

Recordó que Javier Duarte lo declaró una persona non grata en Veracruz, “ahora que se vaya al carajo”, concluyó.

 

 

 

 

 

Isabel Ortega