La encargada de despacho de la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan), Clementina Guerrero García, pidió al diputado local Juan Manuel del Castillo, explicar  cómo funcionaba la cuenta concentradora de fondos públicos conocida como la “licuadora”.

En la sesión de preguntas y respuestas la funcionaria violentó el reglamento del Poder Legislativo al establecer diálogo con los integrantes de la comisión, al pedir al priista que le aclarará el tema al diputado del PAN, Marco Antonio Núñez López.

La participación del panista fue polémica desde el inicio, pues antes de formular sus preguntas se justificó al señalar que no tenía nada personal contra Clementina Guerrero.

Hizo al menos una decena de cuestionamientos y en consecuencia la funcionaria los evadió al pedir 48 horas para resolver sus dudas,  “no sé si me puede facilitar las preguntas, aquí las respuestas son de múltiples factores”.

En su segunda participación, Núñez López dijo no estar satisfecho y le replanteó su participación, “le voy a hacer poquitas para que pueda (responder)”.

Cuestionó si la próxima administración debía mantener la “licuadora” de la Sefiplan, a lo que ella respondió: “Todo mundo habla de la licuadora, alguien me pidió que desapareciera yo las aspas, exactamente no se a bien cómo funciona. Es posible que usted diputado del Castillo tuviera más respuesta que yo, estuvo ahí más tiempo”.

Ese hecho generó la risa de los asistentes y fue cuando detalló que a su entender la cuenta concentra todos los fondos y se ahí se distribuye para todo tipo de pagos.

“Pero también tengo entendido que por la Ley de Contabilidad Gubernamental eso no se puede, de manera que hay cosas ahí que resultan extrañas”.

Insistió que la administración pública obliga  tener una cuenta de origen y otra de destino, y el no acatar esas disposiciones ha generado observaciones de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) y Órgano de Fiscalización Superior (Orfis).

Denunció que la administración de Javier Duarte pagaba sin contabilizar y presupuestar y, es por eso que se tendrá que poner orden en el ejercicio del presupuesto.

Recordó que desde un inicio, ella explicó que todo el dinero se enviaba a una cuenta denominada “saldos anteriores integrados, la creatividad fue grande en cuanto al nombre de la cuenta”.

Reconoció que los ex funcionarios fueron muy ingeniosos al momento de crear los estados financieros para justificar en el papel el manejo de los fondos públicos.

Comentó que ahora que se regularicen los informes de gastos e ingresos se podría recibir alguna amonestación de las calificadoras crediticias, pero se buscará que se pueda revertir esa situación.

Exdiputados, corresponsables de  la deuda pública de Veracruz

Los exdiputados locales son “corresponsables” de la deuda pública que tiene Veracruz, aclaró la encargada de despacho de la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan), Clementina Guerrero García.

En la sesión de preguntas y respuesta, fue clara en señalar que el crecimiento de los pasivos de Veracruz no se dio por generación espontánea, todos fueron respaldados por los ex legisladores locales.

La funcionaria fue cuestionada por el diputado Daniel Olmos, quien mencionó que desde que llegó a Sefiplan tenía una bomba en la mano, “si no es que ya le explotó”, y le pidió explicara por qué había crecido tanto la deuda pública.

Breve en su respuesta señaló: “Con todo respeto la contratación de deuda no se da de manera espontánea, tiene que ver con la participación de los Congresos”.

En ese sentido, reiteró, hay una corresponsabilidad de los exdiputados quienes debían vigilar a qué se destinó,  “y se gastó en lo no se debía”.

Además de que no se agregaron los costos por los servicios de los créditos, es por eso que hoy se han disparado los montos pendientes de saldar.

Se toma dinero de dónde hay

Cuestionada de cómo pagó la nómina cuando llegó al cargo, detalló que en Tesorería sólo había 100 millones de pesos y al otro día debían depositar a maestros y trabajadores del sector salud.

“Yo llego el día 14 y el día 14 se paga nómina (…) y me explican que para completar tomaban el dinero de la participaciones y cualquier dinero federal que llegara y ya no había oportunidad de resarcirlo”.

Agregó: “Ahorita lo hemos tratado de evitar, pero la situación parece no muy sólida, si no tenemos el respaldo para solventar el costo de la nómina”.

Vamos a barrer desde arriba

Comentó que se siguen practicando auditorias y una vez que tengan los resultados se podrá iniciar con procesos administrativos y penales para poder sancionar a los responsables de las irregularidades, “cada quien será responsable de sus actos”.

Adelantó que va a barrer “desde arriba” a quienes desviaron o mal invirtieron los recursos de los veracruzanos.

Consideró que los funcionarios deben entender que el poder es  transitorio y eso no les da un estatus diferentes, “pero no poder hacer con el poder lo que queremos, el poder sirve para servir”.

Rescate financiero corresponde a varios actores

Evitó hablar de un plan para promover el rescate de Veracruz, al mencionar que el hablar de cómo resolver la situación de Veracruz no es una determinación unipersonal.

“Si llego a estar tendré un plan que anunciaré en su momento de las cosas que puedan hacer la Sefiplan (…) el rescate de Veracruz corresponde a varios actores y no solamente a mí”, concluyó.

 

 

 

 

 

Isabel Ortega