El contralor general del Estado, Ricardo García Guzmán, anunció que interpuso dos denuncias penales por la malversación de mil 63 millones de pesos por obras inexistentes.

Señaló que hay dos exsecretarios de despacho involucrados en los dos presuntos hechos de fraude a la administración estatal: “El día de ayer esta Contraloría General denunció ante la Fiscalía del Estado la falsa certificación de obras por mil 63 millones de pesos que no existen pero si fueron cobradas por Gobierno del Estado a Banobras”.

En su mensaje durante su comparecencia ante diputados locales, aseguró que después de un diagnóstico ya sabe con precisión dónde están los recursos que tanto han dado de que hablar por observaciones de la Auditoria Superior de la Federación (ASF).

Explicó que este año se dieron a la tarea de certificar la administración y aplicación de los recursos de la Sefiplan, “ahora conocemos con precisión el destino de los recursos que tanto han dado de que hablar en los últimos meses”.

El funcionario comentó que Veracruz está colapsado, y con motivo de esa emergencia, se han cuestionado de qué debía informar a los legisladores, “las auditorias, las observaciones, las sanciones, las declaraciones patrimoniales, las quejas y denuncias que son de gran interés para la ciudadanía”.

El funcionario dijo que de manera personal, como veracruzano, comparte el interés de la mayoría de los ciudadanos de que haya castigo para quienes malversaron los fondos públicos.

Breve en su mensaje, pues no tardo más de diez minutos, expresó: “Comparto el interés porque no haya perdón, ni gracia, ni excepciones en os casos que se acredite la trasgresión de la ley”.

Comentó que los tribunales en el ámbito estatal y federal deben juzgar a los responsables, “quien presume inocencia que haga su propia defensa”.

Recordó que la ley los obliga a guardar secrecía pero la historia los enjuiciará y cada funcionario deberá asumir la responsabilidad.

En un intento de deslindarse, acusó que sus antecesores actuaron de manera personal y no institucional y sus decisiones serán juzgadas, “no todos los servidores públicos son responsables, de los 20 mil trabajadores de la administración pública descentralizada la gran mayoría, la aplastante mayoría son honestos y eficientes”.

Creí «de buena fe» en la declaración patrimonial que presentó JDO

El contralor general del estado, Ricardo García Guzmán, afirmó que no tenía la facultad legal para cuestionar la veracidad de la declaración patrimonial de Javier Duarte de Ochoa,

En la sesión de preguntas y respuesta durante la comparecencia de la glosa del VI informe de gobierno, recordó que su dependencia actúa de buena fe.

En ese sentido, explicó que la declaración patrimonial entregada al Instituto Mexicano de la Competitividad (IMCO) y que éste tildó como incompleta, cuenta con los datos que entregó el gobernador con licencia, quien está prófugo de la justicia.

“La declaración que se presentó es la que tengo” y los bienes de Duarte, dijo, “es lo que ahí está contenido”.

La pregunta la formuló el presidente de la comisión de Vigilancia, Juan Manuel de Unanue Abascal, quien por primera ocasión en las tres comparecencias, aceptó la respuesta del funcionario estatal sin formular nuevas interrogantes.

“Efectivamente aquella tarde cuando el señor gobernador entonces, me pidió dar a conocer su declaración patrimonial, él era mi jefe, yo asistí, lo acompañé, lo que él presentó es lo que siempre ha constado en el archivo de Responsabilidad Patrimonial”.

Detalló que no se apreciaba aumento desmedido en sus propiedades, las declaraciones son de buena fe. Son declaraciones de buena fe, cuando hay en el ambiente algún comentario extraordinario que amerite la evaluación de la situación patrimonial, la subdirección que se encarga de hacer el análisis correspondiente, nos informa si existe irregularidad.

“No lo requerimos. Porque el gobernador no tiene un superior jerárquico, para requerirlo, lo que hicimos fue acompañarlo a presentar la oficial, la que tenemos que no muestra nada de irregularidades, por así decirlo”, justificó.

 

 

 

 

 

 

 

 

Avc