La superación de la violencia solo será posible con el hábil uso de herramientas que se consiguen con la educación y que capacitan para hablar con un lenguaje de paz, afirmó Fidel López Plaza, Obispo de la Diócesis de San Andrés Tuxtla.

En un comunicado el presbítero pidió orar por el párroco José Luis Sánchez Ruiz, quien está desaparecido desde el pasado 10 de noviembre.

El obispo señaló que la violencia sólo engendra violencia, y consideró que los actos violentos que presenciamos y sufrimos son síntomas de una lucha más radical, “en la que nos jugamos el futuro de la patria, en el intento del ser humano se la tendencia de fuerzas opuestas entre el bien y el mal”.

“Los cristianos no vemos a las personas como enemigos que hay que destruir, nuestra lucha es contra el poder del mal que destruye y deshumaniza a las personas”.

En ese sentido, el líder religioso externo que si se quiere responder al mal con la fuerza del bien, hay que educarnos para la paz y usar como herramientas el testimonio, la fuerza moral, la razón y la palabra.

“Si queremos responder al mal con la fuerza del bien, tenemos que educarnos para la paz, esto significa sacar desde dentro, desde lo más intimo, desde nuestra mente y nuestro corazón pensamientos y sentimientos de paz que se expresen a través de un lenguaje y gestos de paz”.

Con esas herramientas primordiales para la consolidación de un estilo de vida, podremos impregnar a la sociedad con los valores y los principios de la paz, “es hora de hacer valer el valor de la oración. Oremos por la patria, el estado, la diócesis y el padre José Luis”, se lee en el documento.

Insistió que la oración es el fermento de reconciliación y de paz comunitaria, “la oración nos hace ver a otros como nos ve Dios”.

 

 

 

 

 

Avc