Catemaco, Ver. – El caso de la desaparición del sacerdote José Luis Sánchez Ruiz, no es un suceso aislado pues las desapariciones y secuestros son cuestiones de todos los días, según dijeron los habitantes de Catemaco.

Aunque algunos no están de acuerdo con las acciones como la quema del Palacio Municipal, todos coinciden en que la situación de inseguridad se encuentra desbordada por lo que es necesario que el gobierno tome medidas.

“Hay secuestros, hay balaceras, casi por lo regular todos los días ha habido balacera allá por mi rumbo, allá por la Nixtamalapa”, contó una habitante que no quiso dar su nombre.

Los habitantes de ese municipio en la zona de Los Tuxtlas aseguraron que los ilícitos han repuntado de forma importante en los últimos años.

Algunos de ellos culpan a los Policías Municipales quienes aseguran se encuentran coludidos con la delincuencia organizada, mientras que otros afirman que no cuentan con los elementos suficientes para poder combatir la inseguridad.

«Hay Policía Municipal pero lamentablemente le vuelvo a repetir, la Policía Municipal también tiene miedo a los delincuentes, está mangoneada por los delincuentes y con una chingada pistolita casi casi de chinampinas», afirmó uno de los manifestantes.

«Hay hartazgo ya de la ciudadanía, hay hartazgo, ahorita ya la desaparición del padre fue la gota que derramó el vaso», sentenció.

Los habitantes del sitio aseguran que existen muchas personas que se encuentran desaparecidas, pero hasta el momento por temor no habían tomado acciones al respecto.

«Ya no más desapariciones, ya no mas secuestros, ya no más asesinatos», afirmó el manifestante.

Algunos de los habitantes del municipio se encuentran de acuerdo con la manifestación donde quemaron el Palacio Municipal, otros señalan que no es la forma en que deben realizar ese tipo de actos. Sin embargo, todos coinciden en que son necesarias acciones para combatir la inseguridad con la que viven.

 

 

 

 

 

 

Avc