El contralor general del Estado, Ricardo García Guzmán responsabilizó al director general del área administrativa a su cargo, de haberse reunido con Gabriel Deantes, quien es prófugo de la justicia.

Aseguró que él funcionario menor recibió al ex titular de la Secretaria del Trabajo quien se presentó para entregar documentación.

“Yo reprendí al director le dije que no eran formas, que la Contraloría es un área seria, él actuó de buena fe, me dice que Gabriel le fue entregar un documento de revocación de no sé qué, ya le dije que con nosotros no tiene porque arreglar nada, su caso está en la Fiscalía”.

En entrevista en la sede del poder legislativo, en el marco de la toma de protesta de su hijo como nuevo diputado, habló sobre la presentación de tres nuevas denuncias contra ex funcionarios de la Sefiplan, entre ellos el diputado federal Tareck Abdalá, con lo suman seis querellas en la Fiscalia por la malversación de fondos, y fue cuando “aclaró” que no se reunió con Vicente Benítez.

Sin que nadie lo cuestionara al respecto expuso: “les aclaró que no me reuní con Gabriel Deantes, yo llegue a trabajar al área jurídica y después me enteré por el director de Integridad y Ética que había ido a entregar unos documentos”.

Isabel Ortega/AVC