Será la próxima semana cuando el Organismo Público Local Electoral (OPLE) inicie con el proceso de liquidación de los partidos políticos Alternativa Veracruzana y Cardenista, propiedad de Alfredo Tres y Antonio Luna, respectivamente, por no haber obtenido los votos mínimos para mantener su registro.

Los proyectos de acuerdo de  la comisión de Prerrogativas y Partidos Políticos relatan cómo después de que se validó la elección de gobernador y diputados por mayoría relativa, ambos partidos no lograron acreditar la preferencia electoral, con lo que pierden derecho  a recibir prerrogativas o financiamiento público.

Apenas el pasado 12 de julio se aprobó el “Procedimiento de Prevención, Liquidación y Destino del Patrimonio de los Partidos Políticos Locales ante la pérdida de su registro en términos del artículo 94, fracciones II y III del Código Electoral.

El Consejo General del OPLE, determinó que había indicios suficientes para tener por actualizado que los partidos políticos Alternativa Veracruzana y Cardenista, se ubicaban en el supuesto de pérdida de registro al no alcanzar el tres por ciento de la votación válida emitida en la elección de Diputados por el Principio de Mayoría Relativa y Gobernador.

Por lo anterior, se nombró a Claudia Iveth Meza Ripoll Interventora en el procedimiento de prevención y en su caso liquidación de Alternativa Veracruzana, y a  Lucy Reyes Salinas Interventora en el procedimiento de prevención y en su caso liquidación del Partido Político Local denominado Partido Cardenista.

El código local, en su artículo 94 establece que: Son causa de pérdida de registro de un partido político: (…) II. No obtener en la elección ordinaria inmediata anterior, por lo menos, el tres por ciento de la votación válida emitida en alguna de las elecciones para gobernador, diputados y ayuntamientos; III. No obtener por lo menos el tres por ciento de la votación válida emitida en alguna de las elecciones de Gobernador, diputados y ayuntamientos, si participa coaligado; Artículo 95.

Para la pérdida del registro a que se refiere el artículo que antecede, el órgano competente es el Consejo General del Instituto Electoral Veracruzano emitirá de oficio la declaratoria correspondiente. La pérdida del registro de un partido político no tiene efectos en relación con los triunfos que sus candidatos hayan obtenido.

En el caso de la elección de gobernador de los dos millones 974 mil 910 votos, total de la votación efectiva, el AVE sólo obtuvo 35 mil 868 y el Cardenista 22 mil 485 sufragios.

Para las diputaciones la votación válida fue de 2 millones 944 mil 790 votos, de ese universo, el AVE logró 72 mil  588  y Cardenista 39 mil 789 sufragios.

Una vez que el Consejo General declare la pérdida de registro de Alternativa Veracruzana dará inicio formalmente el procedimiento de liquidación, las ministraciones del financiamiento público que queden pendientes, deberán ser entregadas o transferidas a la cuenta que para tal efecto aperture la interventora del procedimiento de liquidación de ambos partidos.

Lo anterior, a fin de salvaguardar los derechos de los trabajadores, proveedores y demás acreedores, y cuente con los recursos suficientes para efectuar el pago de las obligaciones pendientes.

La cancelación o pérdida del registro extinguirá la personalidad jurídica del partido político, pero quienes hayan sido sus dirigentes y candidatos deberán cumplir las obligaciones que en materia de fiscalización.

Los partidos reintegrarán  al erario estatal los bienes de cualquier naturaleza y los remanentes que conformen su patrimonio, siempre que lo hayan adquirido con recursos públicos estatales. La entrega se hará mediante inventario, el cual contendrá una descripción precisa de los bienes, anexando los comprobantes fiscales.

 

 

 

 

Isabel Ortega