En estas fechas en la que mexicanos invitan a sus familiares y seres queridos muertos a regresar momentáneamente con ricos platillos nacionales, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) indicó que levantar una ofrenda tradicional por el Día de Muertos cuesta 934.55 pesos.

Aclaró que los interesados no tienen por qué incluir en sus compras todos los productos de la lista, sino aquellos que adecuen con sus necesidades, gustos y, sobre todo, que sean amigables con el bolsillo de la familia; el análisis tiene como objeto proporcionar una idea del gasto general, tomando en cuenta el número y tipo de elementos incorporados.

Se observaron considerables variantes de precios, directamente proporcionales según el establecimiento de compra; elementos como veladoras, inciensos, macetas de flor de cempasúchil y calaveras de azúcar y chocolate son los arreglos y condimentos con más cambios en sus costos”: es importante buscar el mejor comerciante.

Ernesto Nemer Álvarez, titular de la Profeco, aseveró que la dependenciaprotege a los consumidores de abusos e incrementos indiscriminados de preciosen el marco de la celebración de esta tradición mexicana; recordó los orígenes prehispánicos del Día de muertos y exhortó a no olvidar las creencias nacionales.

El Día de Muertos es considerado por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), como parte de las Obras Maestras del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad desde 2003; además, fue inscrita en la lista del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad en 2008.

En este sentido, la Procuraduría Federal del Consumidor aconsejó a la población a realizar una lista con los objetos que incluirá en su ofrenda —los justos y necesarios— y, asimismo, realizar las compras con antelación y una ahincada comparación de precios; con el fin de evitar accidentes, es importante colocar las veladoras e incienso fuera del alcance de niños y objetos inflamables.

Con información de Excélsior