Veracruz, Ver.- El director de la Escuela de Bachilleres de Veracruz, Juan Carmona Rascón, decidió suspender las clases en el plantel debido a la falta de agua potable.

El directivo refirió que la falta de agua en la escuela fue consecuencia de una fuga que se registró en la red de abastecimiento y que afectó a la zona conurbada en general.

Manifestó que los baños quedaron insalubres por la mañana debido a la falta de agua potable, por lo que solicitó autorización a la coordinación de zona de la Secretaría de Educación de Veracruz suspender las actividades para evitar que se registraran casos de infección.

“Nosotros tuvimos necesidad de suspender el servicio educativo, en primer lugar, porque solicitamos a las autoridades, en este caso a la coordinación de la zona, porque tenemos ese problema de que no podemos limpiar los baños, ahora están en condiciones no óptimas, deberían ver cómo están los baños, tenemos más de 800 alumnos en la mañana, ya están bastante sucios, no se puede estar en ellos, en lugar de ayudarlos podemos tener casos de infección”, expresó.

Incluso, aseguró que ni agua para las lavarse las manos había en la red hidráulica de la escuela.

Carmona Rascón precisó que la suspensión de actividades en el plantel se autorizó a las 12:30 horas, por lo que ya estaba cercana la hora de la salida de los alumnos.

En ese sentido, descartó que hubiera sido mayor la pérdida de clases.

El entrevistado aseguró que se solicitó el servicio al ayuntamiento de Veracruz y al Grupo Metropolitano de Agua y Saneamiento pero no hubo una respuesta positiva, por lo que se decidió contratar pipas particulares para abastecerse del líquido.

“Ya hicimos el compromiso y mañana a las siete de la mañana va a estar una pipa abasteciéndonos de agua y si son necesarias dos, pues compraremos dos, necesitamos prever para que no tengamos ningún problema mañana; el servicio que estamos solicitando es particular, de empresas privadas, son 700 pesos por pipa”, concluyó.

 

 

 

 

 

José Juan García