La declaración de la magistrada Yolanda Cecilia Castañeda Palmeros, de responsabilizar al magistrado Alberto Sosa Hernández, de cualquier cosa que le pueda suceder a ella o su familia, por buscar la presidencia del Tribunal Superior de Justicia del Estado (TSJE), es sólo para llamar la atención.

Así lo señaló el magistrado presidente, quien se defendió de las acusaciones al señalar que la togado no tiene pruebas de su dicho.

En entrevista en el marco de un simulacro de Protección Civil descartó estar interviniendo en el proceso de renovación de la presidencia, al asegurar que él tiene la misma fuerza y gas que un tehuacán que se abrió hace una semana.

«Con qué pruebas dice esto de amenazarla (…), yo no lo veo grave, simplemente como una declaración de una persona que realmente no es posible, si yo no tengo pruebas para acusar no lo puedo ni lo debo decir”, declaró.

El magistrado presidente recomendó a los presidentes de Sala, quienes elegirán a su sucesor en el pleno, que pongan atención a quien nombrarán en la presidencia.

“Que los compañeros se fijen a quién van a elegir y no es una cuestión mía, es una cuestión de decisión de cada uno de los magistrados que son presidentes de Sala”, insistió

Fue insistente en señalar pues ya no tiene más aspiraciones ni forma de poder incidir en la selección que se realizará dentro de dos meses.

“Ni siquiera voto, hay una libertad absoluta por aquellos que quieran ingresar a la competencia de la presidencia (…). La propia magistrada va a ser presidenta de Sala para esa elección, también ha sido presidenta todos los años que ha habido elección”, precisó.

Reconoció que tanto Castañeda Palmeros, como la magistrada Concepción Flores Saviaga, han externado su aspiración  para ocupar la presidencia del TSJ, no obstante dijo desconocer que haya más interesados.

“Todavía estamos a dos meses y esto (de los posicionamientos) normalmente se hace una semana o diez días antes”, concluyó.

 

 

 

 

 

 

 

 

Avc