Soy tímida, ¿pueden imaginar lo que sería si no lo fuera?, expresó la sociable Monica Bellucci en el pasado festival de San Sebastián, después del estreno de su nueva película, On the Milky Road.

Bellucci es la bomba italiana que se burla de la insinuación de que cuando las actrices llegan a cierta edad ya no pueden representar un interés amoroso o ser sexys. El año pasado, a los 50 años, se convirtió en la mujer de más edad que ha cautivado a James Bond, y ahora, en la cinta de Emir Kusturica, situada en la guerra de los Balcanes, interpreta al fantástico interés amoroso de un lechero serbio, representado por el director.

Como ha sido típico desde que Bellucci comenzó a modelar, a los 13 años de edad, el filme muestra a un hombre que enloquece al verla. Incluso se expone a la ira de un señor de la guerra con tal de estar con ella.

Esa es una experiencia que el francés Vinces Cassel podría atestiguar, pues se casó con su coestrella después de conocerla en elset de The Apartment, en 1996. Esa cinta también sirvió para confirmar la transición de Monica de la pasarela a la pantalla grande. Fue nominada a un premio César por su papel de una actriz de teatro cuya mejor amiga destruye su relación.

Irreversible, otra de sus cintas

Tal vez se le conoce mejor por su participación en Irreversible, de Gaspar Noé, que narra en tiempo invertido un drama de venganza que abrió el festival de Cannes en 2002 y provocó titulares en todo el mundo por una inquietante escena de violación que dura nueve minutos. Fue otro papel que representó con Cassel, con quien Bellucci tiene dos hijos. La separación de la pareja en 2013 generó reacciones de nivel Brangelina en París, donde ella vive todavía.

Monica habla cuatro idiomas; ha hecho papeles en francés, italiano, inglés y farsi. Entre sus créditos estadunidenses más conocidos están el de la aburrida esposa Persephone enMatrix Recargado y The Matrix Revolutions, y el de María Magdalena en La Pasión del Cristo.

Así pues, se sorprendió un poco cuando Kusturica, ganador dos veces de la Palma de Oro, le pidió hablar serbio. “Necesité un entrenador (de voz) conmigo todo el tiempo –dice Bellucci–, porque tuve que aprender (fonéticamente) lo que decía. Hubo mucha improvisación en el set, porque Emir usa el guión como base y después las cosas cambian mucho”.

Comentó que el director tenía más fe en ella que ella misma. Esa experiencia no es inusual en su carrera, en la que los directores la han persuadido de pensar fuera de lo convencional: “Cuando Emir me dio la cinta, le dije: ‘¿te das cuenta de que toda la película es en serbio?’ Pero me dijo: ‘Puedes hacerlo’. ¿Cómo saben? Como cuando Sam Mendes llegó conSpectre: digo, no cualquier día una mujer de 50 años se convierte en una chica Bond. Y ahora acabo de terminar un papel de cantante de ópera enMozart in the Jungle, y jamás he hecho eso en la vida, así que a veces los directores ven más allá”.

Mendes afirmó que Bellucci le pareció perfecta, porque tienemisterio y profundidad… Sólo pensé que Monica Bellucci tenía sentido para la historia, por la edad de los personajes y porque tiene una increíble presencia seductora en la vida y en la película.

En On the Milky Road, la producción tardó cuatro años, pues Kusturica agregó efectos especiales que aumentan los elementos de realismo mágico, que combina con su acostumbrada cacofonía de música en alto volumen y locas travesuras. La cinta presenta una maravillosa secuencia de apertura que ilustra la confusión de la guerra con animales ensangrentados, sobre todo cabezas de cerdos y gansos, y soldados que disparan desde todos los ángulos, sin que sea fácil saber a quién y con qué propósito.

Sin embargo, aunque el trasfondo es la guerra de los Balcanes, ésta se olvida en gran parte conforme se despliega la historia de amor. Bellucci y la cinta desarrollan el drama humano, más que cualquier mensaje político. Llevo cuatro años en esta tierra de belleza y sufrimiento, pero abordé este proyecto desde un punto de vista humano y artístico, no político, expresó el director.

Bellucci agregó: Es muy difícil para nosotros hacer un juicio sobre lo que ocurrió allá. Conocí mucha gente, personas que pasaron por cosas horribles, así que aunque la cinta transcurre durante la guerra de los Balcanes, de 1990 a 1994, no necesariamente es un filme político. Aunque hay violencia, sigue siendo un mundo poético y de ensueño, con una historia de amor de dos adultos que han pasado por muchas adversidades. Para mí esta cinta demuestra que el amor y la sexualidad son cuestión de energía, no de edad.

De hecho, la experiencia es un atributo cada vez más sexy en lo que a la actriz se refiere. Además, señaló, a veces encuentro mujeres de 60, 70, 80 o 90 años y son asombrosas. Algunos hombres también. Recuerdo cuando trabajé con Helmut Newton; el tenía 81 años entonces. Compartimos esa experiencia y fue increíble, llena de energía. Es un hombre increíble. Me gustan los hombres que han tenido experiencias, que han pasado por muchas cosas en la vida y han sobrevivido. Esos hombres son muy sexys y no importa la edad que tengan.

Como para demostrar que su sexualidad no ha disminuido y de paso derrumbar su propia afirmación de que es una persona tímida, Bellucci acaparó titulares recientemente al posar desnuda en una piscina para Paris Match. Afirmó que decidió hacer esa sesión porque me gusta. Vengo del mundo de la moda y me encanta hacer fotografías. Sin embargo, puede ser reservada cuando se lo propone. Al preguntarle sobre su próximo papel en la muy esperada reposición de Twin Peaks, Bellucci sonrió, se llevó la mano a la boca y cerró los dedos para anunciar que guardará silencio. No creo que ni siquiera una excelente taza de café o un pay de cereza la induzcan a decir nada más. Parece que la timidez surge cuando es apropiada y es Monica quien tiene el control.

On The Milky Road se exhibirá en el Festival Fílmico de Londres el 15 y 16 de octubre.

Con información de The Independent