Incluir la perspectiva de género en los libros de texto no influirá en la orientación sexual de los menores de edad.
El docente del Instituto de Psicología y Educación de la Universidad Veracruzana (UV), Luis Rey Yedra, dijo que la educación sexual empieza en la casa y luego en la escuela.

Y rechazó los señalamientos de la Iglesia en el sentido de que esta educación en la escuela pueda influir en la orientación sexual de los menores.

«Hay que revisarlos y ver si realmente se está enseñando una sexualidad sana. Por ver eso los niños no van a cambiar su orientación».

Entrevistado previo al IV Coloquio Mexicano de Investigación en Desarrollo Humano que se realizó en un hotel de la ciudad, dijo que es necesario revisar qué tipo de información darán los maestros a los niños.

«Depende del profesor, de la maestra, de cómo le está enseñando al niño, pero muchos de nuestros profesores necesitan mayor formación en esto»

Rey Yedra por ello consideró que desde el hogar se debe hablar de sexualidad con propiedad, y llamar a las partes del cuerpo por su nombre.

Asimismo, el especialista aseguró que la orientación sexual del ser humano no se define por los artículos con los que decida jugar.

«Es completamente normal que los niños jueguen a la ‘comidita’ y las niñas con coches y no por eso serán homosexuales de mayores».