Con una conferencia impartida por el cronista de la ciudad, Vicente Espino Jara, se celebró 91 años de la construcción del Estadio Jalapeño, emblema de la ciudad y testigo de la historia deportiva, política y social de la capital del estado.

En la Sala de Cabildo del Palacio Municipal, ante arquitectos, ingenieros, artistas, historiadores, académicos, investigadores, comunicadores, estudiantes, servidores públicos y público en general, Espino Jara recorrió las diferentes etapas del inmueble construido, en tiempo récord de dos meses y medio, por Modesto Rolland en 1925.

Durante los años 20, en el terreno de más de 33 mil metros ya se celebraba algunos eventos, principalmente deportivos, pero el estadio destacó en Latinoamérica por su innovadora arquitectura, más aun su techo volado de más de tres mil metros cuadrados. La construcción se puso en marcha por iniciativa de William K. Boone, presidente de la Cámara Nacional de Comercio de Xalapa.

El Cronista de la Ciudad presentó imágenes inéditas aportadas del estadio, desde el proceso de construcción, los cambios –ampliaciones, sobre todo- que ha tenido a lo largo de los años y de la magna ceremonia de inauguración, el 20 de septiembre de aquel año, a la que asistió el entonces presidente de la República, Plutarco Elías Calles, y el gobernador Heriberto Jara Corona, cuyo nombre adoptaría el recinto, años más tarde.

Desde entonces, el estadio Heriberto Jara Corona es referencia de la vida cultural, artística, social, religiosa, política e histórica de Xalapa y Veracruz. Tiene una capacidad para 12 mil espectadores y cuenta con diversos servicios para quienes hacen uso de las instalaciones como deportistas o espectadores.

Al término de la conferencia, Xalapa Antiguo AC entregó un reconocimiento al Cronista de la Ciudad por su trayectoria y su contribución a la conciencia cívica de los xalapeños en la promoción del conocimiento de la Atenas Veracruzana.