Coatzacoalcos, Ver.- Las instalaciones de las Juntas de Conciliación y Arbitraje 15 y 16, ubicadas sobre la avenida Lázaro Cárdenas, amanecieron cerradas con candado debido a un adeudo de seis meses de renta.

El propietario del inmueble, Felipe Origel, no permitió la entrada al personal debido a que venció la prórroga que la semana pasada dio al Gobierno de Veracruz para cubrir el pasivo que ha sido arrastrado desde el 2015, cuando sumaban ocho meses sin pago, ya que sólo recibió dos meses de renta.

Minutos antes de las nueve de la mañana, el secretario del Trabajo,  Fernando Aguilera de Hombre, se comunicó vía telefónica con el particular para pedirle un nuevo plazo de 15 días para realizar un nuevo depósito.

“Yo nada más le pido que de entrada sigamos trabajando, deme 15 días en lo que trataré de ponerme al corriente, sino cuando menos el 50 por ciento de lo que se le debe, o sea tres meses ya dárselos. Ahí buscaré yo el modo si tengo que hacer alguna maniobra por ahí financiera tendré que hacerla, pero no le voy a quedar mal, pero deme 15 días para poder, primero presionar a finanzas e ir buscando paralelamente una alternativa”, suplicó el funcionario.

Felipe Origel dijo que es poco probable que el Gobierno Estatal le pague el adeudo debido los pocos días que restan a la administración estatal. Incluso, recordó que la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan) no ha reconocido otros gastos pendientes durante el sexenio así como otros servicios en municipios como Orizaba.

Durante el diálogo telefónico, Aguilera de Hombre apeló a la confianza del propietario del edificio debido a que los recursos para el pago de proveedores han fluido a cuentagotas.

Sin embargo, el particular dijo que las oficinas seguirán cerradas hasta que le paguen debido a que enfrenta deudas por parte de los bancos. “Hay un contrato lic, ustedes mismos han propiciado esta situación, el gobierno, yo estoy en la misma situación: tengo que resolver mis problemas con el banco, con ustedes mismos con el pago de impuestos, tengo que pagar seguro social, también me sancionan”, agregó.

A las nueve de la mañana, el personal que labora en las juntas de conciliación pudo ingresar a trabajar mientras que el dueño del inmueble se retiró sin revelar el acuerdo con las autoridades.

 

 

 

 

 

Avc