Una jueza federal estadounidense aceptó una demanda colectiva de inversionistas de Walmartcontra el gigante minorista por acusaciones de encubrir un esquema de sobornos en México.

En un fallo esta semana, una jueza en Fayetteville, Arkansas, rechazó el argumento de Wal-Mart de que el Sistema de Retiro de Empleados de la Ciudad de Pontiac no podía encabezar una demanda colectiva porque no sufrió pérdidas financieras relacionadas.

La posición de Walmart se basó en un método específico de contabilidad.

Pero la jueza Susan Hickey falló que el fondo de pensiones mostró pérdidas usando otro método de contabilidad y que Wal-Mart no explicó adecuadamente por qué su método es preferible.

Los inversionistas dijeron que la empresa sabía de los sobornos desde el 2005, siete años antes de que se conocieran las acusaciones. Wal-Mart pondera apelar.

Con información de Aristegui Noticias