Autoridades de Coahuila y Tamaulipas abrieron una investigación de oficio por el secuestro de pasajeros que viajaban en un autobús desde Tamaulipas, del que poco se sabe porque no hay una denuncia por lo ocurrido, dijo el secretario de Gobierno de Coahuila, Víctor Zamora.

En entrevista radiofónica, explicó que tanto el gobierno de Coahuila como el de Tamaulipas, de donde procedía el autobús de pasajeros, trabajan conjuntamente en el caso, del que se supo por el conductor de la unidad.

Elementos de Fuerza de Coahuila recomendaron al conductor de la unidad siniestrada acudir ante las autoridades para denunciar el hecho violento, pero éste se negó. 

El chofer del camión de la línea Transportes Frontera y quien aparece como testigo del secuestro masivo, senegó a interponer una denuncia penal ante la Procuraduría General de Justicia del estado, al seramenazado de muerte por el comando que interceptó la unidad el pasado lunes al mediodía.

El afectado arribó al filtro de seguridad ubicado en el municipio de Hidalgo, sobre la carretera federal número dos en territorio de Coahuila.

Por temor, el conductor del camión, al cual le quebraron los vidrios, no proporcionó se- ñas particulares de los hombres armados, ni tampoco las unidades que tripulaban, dijo temer por su integridad física y la de su familia.

De acuerdo con las autoridades, el pasado lunes al mediodía hombres armadosinterceptaron un camión de la línea Transportes Frontera, el cual había salido de la central de autobuses de Nuevo Laredo, Tamaulipas; los sujetos obligaron al operador a detener su marcha, pero éste hizo caso omiso, por lo que fue perseguido, le rompieron los cristales de las ventanas, y obligaron a descender de la unidad a los pasajeros.

Autoridades de Coahuila habían informado que se trataba de 15 personas secuestradas; no obstante, en una entrevista televisiva, Patricia Bugarín, coordinadora nacional antisecuestros, declaró que la unidad sólo transportaba a seis pasajeros.

“Hay una información que todavía no podemos con certeza afirmar que son 15 personas. Lo que se señala, de acuerdo con los primeros datos, es que solamente se tenían como pasajeros a seis personas, entonces se está investigando también ese dato”, indicó.

Sobre al identidad de los plagiados, la funcionaria federal señaló que podrían ser migrantes. Recalcó, además que las procuradurías de Coahuila y Tamaulipas están investigando el caso, y son apoyadas por la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO). Cabe destacar que personal de la empresa negó el suceso.

Luis Valdez, jefe de la oficina de Transportes Frontera en Nuevo Laredo, dijo que no hubo afectación alguna a la unidad, y que el viaje ocurrió con normalidad:

“Están confundidos, todo mundo no sabe qué pasó, ninguna persona ha venido a decir mi pariente iba allí.”

Con información de Excelsior.