Medellín de Bravo, Ver.- Los manifestantes que mantienen tomado el palacio municipal de Medellín de Bravo aseguraron que no se retirarán del sitio debido a que no existe voluntad de diálogo de parte de las autoridades municipales.

Francisco Carmona Quevedo, quien señaló que es secretario de la Contraloría Ciudadana, aseguró que ya había un acuerdo sobre algunos de los puntos que solicitan, pero las autoridades se niegan a dialogar la destitución de funcionarios que están solicitando.

“Hay dos puntos de acuerdo en el pliego petitorio que no quieren tocar, ellos quieren nada más lo sencillo y los dos son uno el asesor del presidente, que por ahí vemos como viene arrastrando de otro municipio problemas serios con la cuenta pública y conflictos de intereses, igual que la tesorera Graciela Campos, y no quiere tocar esos dos puntos”, afirmó.

Comentó que entre los puntos en que ya había acuerdo es la entrega de semillas, luminarias, entre otros aspectos.

Sin embargo, sostuvo que tienen pruebas que algunos funcionarios han incurrido en mal uso de los recursos públicos por lo que no cederán en pedir su destitución.

“Nos quieren dar dádivas, no quieren dádivas, quieren solución a los problemas que pasan en Medellín porque son muchísimos”, aseguró.

Los manifestantes mantienen tomado el Palacio Municipal desde hace tres semanas y ahora hicieron lo mismo con el resto de las oficinas administrativas que se encuentran en el parque, impidiendo todas las funciones del ayuntamiento.

“Ya no va a trabajar nadie”, sentenció.

Carmona Quevedo mencionó que las únicas propuestas que les habían hecho no fueron notificadas al Cabildo, por lo que es imposible que exista algún trato.

En ese sentido, indicó que continuarán esperando e intentando dialogar para que atiendan verdaderamente sus peticiones.

 

 

 

 

 

Avc