Tuxpan, Ver.- Debido a los adeudos heredados por anteriores administraciones, la capacidad de ejecución de obra y operación se ha visto mermada en el municipio de Tuxpan.

El alcalde Raúl Ruiz Díaz, recordó que desde el 2008, el municipio arrastra una deuda mayor a 32 millones de pesos que debido a su esquema de contratación, hoy supera  los 37 millones.

A esta deuda se suma otra que data de 2013, contratada por la anterior administración, con un monto inicial de 220 millones, por cuatro créditos ante el Banco Interacciones.

A esos compromisos financieros, el actual gobierno municipal ha tenido que hacer frente, restando por pagar, a la fecha, poco más de 201 millones.

Por estos conceptos, destacó, la administración tuxpeña tiene que destinar más de cinco millones de pesos al mes, dejando muy limitados los recursos para su funcionamiento, obras y servicios.

Ante tal situación económica, indicó, han tratado de proceder responsablemente. El único pendiente que han generado como  administración y que no trascenderá,  ha sido en Banobras por 57 millones de pesos por concepto de anticipo del paquete de recursos del programa Banobras-FAIS, de los cuales restan por cubrir 28 millones de pesos, que serán finiquitados antes de concluir la administración.

Ante todo este panorama, consideró que la administración no se ha quedado de brazos cruzados y por el contrario, le han apostado a la gestión de recursos, programas y sobre todo, a priorizar las necesidades de la sociedad tuxpeña, reiterando que este año no será la excepción.

 

 

 

 

 

 

Avc