El Departamento de Salud y Servicios Humanos estadounidense ha encontrado a una niña de 4 años en Arkansas que mostraba signos de maltrato físico y psicológico. Las autoridades detuvieron a la madre y a su pareja tras una denuncia de los vecinos, informa The Washington Post.

Un examen del estado físico de la niña dejó patente que había sido víctima de violencia doméstica, dado que tenía la mejilla derecha hinchada, estaba cubierta de hematomas y mostraba signos de malnutrición.

Además la pequeña tenía una magulladura en la frente y sangre seca en la comisura de los labios. En las muñecas se observaban señales de ataduras.

Cuando los empleados le preguntaron cómo se llamaba, la niña respondió: «Idiota».

Clarence Reed, la pareja de la madre, dijo que se refería a la niña como ‘idiota’ en broma. Según ‘The Washington Post’, otros menores de la casa han confirmado que a la niña se la llamaba por ese apodo.

Además, la madre de la menor, Jennifer Diane Denen, de 30 años ha admitido haber visto a su novio golpear a la niña con un bate de plástico. Según otros cinco niños que vivían con la pareja, Reed ataba a la niña para castigarla.

Con información de Agencias.