Existe la posibilidad de que fracase el programa de pago del pasivo circulante con el impuesto a la nómina, ya que el propio gobierno no aporta el tres por ciento que se descuenta a la burocracia. En el primer trimestre del año tenía pendiente de pago mil 765 millones de pesos.

El investigador de la Universidad Veracruzana, Hilario Barcelata Chávez dijo en la cuenta pública del 2015 en el rubro de operaciones pendientes por impuesto a la nómina se cuantificaba un pago de cuatro mil 810 millones de pesos al cierre del 2015.

Por ese mismo concepto, en el informe del primer trimestre del 2016, se tiene un monto de mil 765 millones de pesos, “se entiende que de diciembre a marzo se pagaron más de 3 mil millones”.

El economista puso en duda que el gobierno haya aportado esa cantidad, pues recordó lo comprometido de las finanzas del Estado.

Dijo que los mil millones de pesos se tienen registrados como pago de orden, “ellos deben el impuesto a la nómina como patrón. En el 2015 se debían 4 mil 810 millones de pesos, ya el primer informe trimestral del gasto público dice que son mil 765 millones de pesos”.

El economista dijo que la deuda del estado es similar a lo que se recauda en un año por dicho gravamen, “ellos solitos se deben y ellos solitos se ahorcan porque si no se pagan no hay para gastar”.

-¿Esto pone en riesgo lo que acaba de autorizar el Congreso de pagar pasivos con lo que se recaude de la nómina?

Así es, tiene más de 200 mil empleados de los que se paga el 3 por ciento de su salario, estamos hablando de unos 40 mil millones de pesos anuales de esos salarios. El gobierno es de los principales contribuyentes del impuesto a la nómina y el que no cumpla limita el poder usar esos recursos para el pago de pasivos.

 

 

 

 

 

 

 

Isabel Ortega