Telegram se las ha arreglado para convertirse en una de las aplicaciones favoritas de mensajería instantánea favoritas de cualquier usuario en cualquier sistema operativo móvil; en buena medida debido a que siempre se ha distinguido por ser una plataforma segura con cifrado de mensajes que volvía imposible robar la información contenida en esta plataforma. Hasta ahora.

De acuerdo con un reportaje exclusivo de la agencia noticiosa Reuters, un grupo de hackers residentes en Irán, habrían logrado la mayor intrusión en la historia de este servicio, al comprometer más de una docena de cuentas de Telegram, robando con ello los datos telefónicos de más de 15 millones de usuarios nacionales.

El ataque, acontecido en el transcurso de este mismo año, no habría sido vuelto público por los responsables de la app,  pero habría afectado a un número considerable de los usuarios en Irán, sobre todo si se toma en cuenta que existen apenas poco más de 20 millones de usuarios activos en el país. De modo que los hackers tendrían los datos telefónicos de casi el 75% de todos.

Claudio Guarnieri, miembro de Amnistía Internacional y el experto en seguridad informática Collin Anderson fueron los encargados de revelar este hecho, tras su estudio por más de dos años en las actividades de grupos de hackers en la región. Sin dar mayores detalles al respecto, la clave de esta vulnerabilidad aprovechada residiría en el uso de mensajes de texto SMS para activar el uso de la cuenta en nuevos dispositivos.

Se trata de un asunto serio, sobre todo ante la sospecha de la participación del propio gobierno de Irán en estas intrusiones, quienes han tratado de tener control sobre el uso de esta aplicación y otras similares desde hace meses.

Con información de Wayerless.