Empresarios de la región de Veracruz-Boca del Rio, se manifestaron contra la intención del gobernador de empeñar el Impuesto a la Nómina para el pago de deudas que se tienen, como resultado de una mala administración.

Jesús Antonio Muñoz, presidente de Canaco Veracruz, aseguró que el sector empresarial no debe pagar las consecuencias de los errores en los que incurrió la actual administración, intentando obligar a usar un gravamen que fue creado para la generación de obra pública.

Reconoció que a la fecha ellos no conocen de la construcción de alguna obra de infraestructura, a pesar de que mensualmente pagan el impuesto a la autoridad local y dijo que serán exigentes en pedir cuentas para saber cómo se ha ejercido el gasto de esos ingresos locales.

No se descartan alguna medida legal, ya sea amparos, para evitar el pago del impuesto para cubrir deuda pública.

“Rechazamos que se apruebe esta iniciativa de entrada sabemos que el impuesto fue creado para infraestructura, cosa que no ha sucedido y que ahora se pretenda pagar deuda que contrajo a pesar de que se presupuesto”.

El empresario expuso que han sido constantes las reuniones con diputados y saben que aún no tiene claro cuál es el sentido de su voto y obligar a los empresarios a pagar los errores de otros.

Pidió que las áreas competentes finquen responsabilidades para que se sanciones a quienes mal invirtieron los fondos del Estado, “que asuman las consecuencias”.

Dijo que no tiene claro cuánto se recaudó en los últimos seis años por el impuesto a la nómina, pero reiteró que son miles de millones de pesos que habrían logrado cambiar el rumbo del Estado.

“El sentir de todo el sector es que ya no les quieren vender al gobierno y si le venden piden pago por adelantado, porque ya nadie les cree”.

 

 

 

 

Avc