Boca del Río, Ver.- El director general de Fideicomisos de la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan), Arturo Reynante Ochoa, reconoció que resulta innecesario crear dos fideicomisos para la administración de los recursos que capta el Gobierno del Estado por el pago del impuesto a la nómina.

El funcionario estatal dijo que un solo fideicomiso para la administración de los recursos recaudados por el pago del gravamen resultaba perfecto.

Inlcuso, dijo desconocer cuál es el objetivo de que se creen dos fideicomisos con el gravamen pues “así me lo entregaron” el proyecto de decreto.

“Aquí está un proyecto de decreto que me lo entregaron a mí, que lo estoy viendo, analizando, desde luego, yo les diría desde i particular punto de vista como que no hacían falta dos fideicomisos, yo creo que con uno era suficiente pero bueno, así llegó, así me lo entregaron, así lo estoy analizando y yo se los transmito con la mejor voluntad de responder a las preguntas que me puedan hacer”, subrayó.

Ante empresarios de Veracruz, Boca del Río, Córdoba, Orizaba y Cardel, Reynante Ochoa explicó que la propuesta para el Impuesto tres por ciento a la Nómina contempla  que la ceración de dos fideicomisos: uno de captación de los recursos a través de cuentas específicas en distintas instituciones de crédito y otro de distribución para el pago a los proveedores a los cuales les adeuda el gobierno estatal.

El director general de Fideicomisos de la Sefiplan detalló que se contará con un comité técnico, donde el secretario técnico sería el titular de la Secretaría de Desarrollo Económico, el presidente el secretario de Finanzas y los vocales serían los titulares de la SIOP y Sedesol.

También se integrarían al comité técnico de los fideicomisos los representantes de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción, del Consejo Coordinador Empresarial, de la Cámara Nacional de Comercio, de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación, la Confederación Patronal de la República Mexicana, de la Industria de la Radio y la Televisión y fungiría como comisario el contralor general del Estado.

El funcionario advirtió que el carácter del fideicomiso sería irrevocable porque se trata de compromisos por cumplir.

Arturo Reynante explicó que la iniciativa pretende que se paguen primero los adeudos a aquellos proveedores cuyos montos resultan menores hasta liquidar los mayores.

Ante empresarios veracruzanos, dijo desconocer cómo el gobierno estatal pagaba a los proveedores con anterioridad, pues justificó que aceptó trabajar con el secretario de Finanzas porque se trata de su amigo.

“Este ingreso mío  a esta dirección fue a solicitud del secretario (de Finanzas), que es mi amigo personal, me pidió que lo apoyara aquí y lo estoy haciendo con todo gusto, con la mejor voluntad”, concluyó.

 

 

 

 

 

 

José Juan García