La entidad veracruzana termina un sexenio priísta en números rojos de casos con VIH o Sida, reveló la integrante del Grupo Multisectorial ITS y VIH/sida, Martha Patricia Ponce Jiménez.

La entrevistada recordó que en las últimas pruebas rápidas realizadas en el estado, se detectaron siete casos en 350 aplicaciones, cuando en años anteriores se descubría a una persona entre cien.

“Terminamos en números rojos; tercer lugar en casos acumulados de Sida, segundo lugar en casos acumulados de VIH, segundo lugar en mortalidad, segundo estado con más mujeres con VIH, segundo estado con mayor presencia de niños con VIH, acabamos en número rojos”.

La también integrante del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (Ciesas), criticó que el sexenio del saliente gobernador Javier Duarte de Ochoa culmina con escasas o casi nula atención al sector paciente del Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH).

“Lo que estamos viendo en Veracruz es la punta del iceberg, nos está brotando en los campos universitarios, en amas de casa, ni imaginamos lo que está pasando en el ámbito rural e indígena, entonces esto demuestra la falta de liderazgo y compromiso total de parte del Gobierno de Veracruz con las personas afectadas con el virus, y las no afectadas con el virus para prevenir”.

La entrevistada agregó que en recientes fechas, el titular de la Secretaría de Salud, Fernando Benítez Obeso les informó que serán incrementados en infraestructura cinco Centros de Atención a Pacientes con Sida e Infecciones de Transmisión Sexual (Capacyt).

A meses de terminar el sexenio que encabeza Duarte de Ochoa, Ponce Jiménez señaló que apenas les prometieron ampliar centros donde reciben y atienden a pacientes.

“Tenemos condones, tenemos pruebas rápidas y algo más, que es muy importante para nosotros, a partir de agosto empieza la contratación de obras para la ampliación de todos los capacyt del estado  que nosotros como grupo multisectorial le pedimos, se van a ampliar, a remodelar y ampliar el de Poza Rica, el de Coatzacoalcos, Xalapa, Río Blanco y el de Veracruz”.

“No hay sillas, papel de baño, al médico le falta protección, es un trabajo constante y de mucho desgaste, pero que tiene resultados cuando enfrente tienes una persona que tiene un compromiso para ciertos sectores de la promoción, esa ha sido nuestra experiencia, nos preocupa lo que viene”.

 

 

 

 

 

Arantxa Arcos/AVCNoticias