Agua Dulce.- Minutos antes de las nueve de la mañana, un autobús de pasajeros de la línea TRV arrolló accidentalmente a una mujer y le provocó la muerte inmediata.

El cuerpo de la ciudadana F. A. N., de 76 años de edad, quedó destrozado sobre el acotamiento de la carretera federal 180, en el kilómetro 36, a la altura del poblado de Los Manantiales, perteneciente al municipio de Agua Dulce.

Los habitantes de dicha localidad, en donde la mujer habitaba desde hace más de 40 años, tomaron la carretera, detuvieron a las unidades de la empresa ADO y Sur y sólo permitieron el paso de vehículos particulares, hasta que arribó un representante legal y firmó en el lugar un documento en el que se comprometían a pagar los gastos funerarios.

Al lugar llegaron elementos de la Policía Ministerial y peritos de la Fiscalía General del Estado, quienes realizaron el levantamiento de los restos de la infortunada mujer y fueron trasladados al anfiteatro; el chofer responsable se dio a la fuga, pero ya es investigado por las autoridades.

 

 

 

 

 

Avc